domingo. 23.01.2022 |
El tiempo
domingo. 23.01.2022
El tiempo

Un repartidor de comida y su camello aceptan 3 años por traficar con droga

Los dos acusados, en la Audiencia. VICTORIA RODRÍGUEZ
Los dos acusados, en la Audiencia. VICTORIA RODRÍGUEZ
Fueron sorprendidos en un bar de Luis Seoane con un paquete de cocaína. Uno de los acusados empujó a varios policías contra una puerta de cristal, que se rompió en añicos y les causó lesiones

Un repartidor de comida a domicilio y el hombre que le proporcionaba droga, que posteriormente se vendía al menudeo, aceptaron este viernes sendas penas de tres años de prisión por tráfico de estupefacientes.

El ministerio fiscal solicitaba inicialmente siete años de cárcel para el repartidor, con iniciales H.J.V.P. -quien se enfrentó además a varios agentes de la Policía Nacional y los empujó contra una puerta de cristal-, mientras que pedía cuatro años de cárcel para su camello, con iniciales R.G.G. Sin embargo, los agentes heridos ya fueron indemnizados y el ministerio público le reconoció al agresor la atenuante de drogadicción, por lo que rebajó su petición a tres años y diez meses de prisión, para el primer acusado, y a tres años de cárcel para el segundo. Los letrados de la defensa mostraron su conformidad con la nueva petición de la Fiscalía.

Los dos hombres reconocieron este viernes en el juicio, celebrado en la Audiencia Provincial de Lugo, que se venían dedicando a la venta de sustancias estupefacientes en la capital. La Policía Nacional tuvo conocimiento de estos hechos y montó un dispositivo de vigilancia, por lo que el día 6 de mayo, sobre las seis de la tarde, los agentes acudieron a un bar de la calle Luis Seoane y observaron que uno de los acusados le entregaba al otro -que trabajaba en el establecimiento como repartidor de comida a domicilio- un envoltorio recubierto con cinta marrón de embalaje, a cambio de 3.000 euros. El paquete contenía alrededor de 400 gramos de cocaína, una droga que, tal y como señaló el ministerio público, alcanzaría en el mercado ilícito un precio de 27.961 euros.

ATENTADO. En el transcurso de la intervención policial, el acusado H.J.V.P., natural de Cuba, se aproximó a los agentes y comenzó a propinarles patadas y puñetazos. Además, empujó a varios policías y los lanzó contra una puerta de cristal, que se fracturó a consecuencia del impacto. El hombre atacó sin tregua a los agentes hasta que lograron reducirlo y procedieron a su arresto. A raíz de la agresión, cuatro policías resultaron heridos, ya que sufrieron varias contusiones y cortes, por lo que tuvieron que recibir asistencia sanitaria.

Un repartidor de comida y su camello aceptan 3 años por traficar...
Comentarios