Un reo habitual protagoniza un altercado en la sede de Cruz Roja

El joven, de origen portugués, fue detenido varias veces en las últimas semanas por robos, agresiones a camareros y por darle una paliza a un amigo de su ex
Sede de la Cruz Roja en Lugo. PEPE TEJERO (AEP)
photo_camera Sede de la Cruz Roja en Lugo. PEPE TEJERO (AEP)

Varias patrullas de la Policía Nacional de Lugo se trasladaron en la mañana del martes hasta la sede lucense de Cruz Roja, sita en la Avenida de Madrid, tras recibir la llamada de un vigilante de seguridad de la entidad comunicando que había un hombre muy violento montando follón en las instalaciones.

El hombre se dio a la fuga antes de que llegaran las patrullas, en cuanto escuchó el sonido de las sirenas, pero los agentes pudieron comprobar que se trataba de la misma persona que ya ha sido arrestada en multitud de ocasiones en las últimas semanas, por cometer supuestamente diferentes delitos.

El joven –de 25 años de edad y de origen portugués– tiene a sus espaldas varias detenciones desde que reside en Lugo por delitos contra la propiedad. Además, fue denunciado por agredir a varios camareros y al responsable de un pub del casco histórico de la ciudad, quien al parecer le impidió la entrada al establecimiento por los problemas que esta persona le ocasionaba al resto de los clientes cada vez que accedía al interior del local.

PALIZA. Una de las actuaciones más violentas de este joven tuvo lugar en un domicilio de la capital lucense. El chico acudió a la vivienda tras tener conocimiento de que su expareja se encontraba allí en compañía de un amigo y llamó a la puerta. Cuando le abrieron, el joven entró y se ensañó con el otro chico, al que supuestamente le propinó una paliza. Los agentes de la Policía Nacional tuvieron que intervenir y detuvieron al agresor.

El joven también fue arrestado en otra ocasión por agredir y dejar herido a un hombre en las inmediaciones de la catedral de Lugo, con el que supuestamente había mantenido una fuerte discusión con carácter previo.

Tras algunos de estos arrestos, el joven fue trasladado a la sede policial de la Rúa Chantada y posteriormente prestó declaración en los juzgados de la Praza de Avilés, quedando siempre en libertad con cargos, a la espera de juicio. La Policía Nacional de Lugo vigila de cerca los pasos de esta persona, ya que se trata de un delincuente muy conflictivo que muestra un carácter muy violento.