Un reincidente protagoniza un nuevo altercado en la sede de la Cruz Roja

El sindicato CC OO presentó denuncia ante la Inspección de Trabajo y ante la Subdelegación del Gobierno
El agresivo usuario persiguiendo con una hacha al vigilante de seguridad por la Avenida de Madrid en noviembre pasado. EP
photo_camera El agresivo usuario persiguiendo con una hacha al vigilante de seguridad por la Avenida de Madrid en noviembre pasado. AEP

Dos meses después de que un usuario de Cruz Roja persiguiese con un hacha a un vigilante de seguridad, esta persona sin hogar, que cuenta con antecedentes policiales, sigue protagonizando altercados en la entidad. El pasado martes zarandeó la verja de la sede de la ONG en la Avenida de Madrid porque no le permitieron el acceso. Entonces el personal alertó a la Policía Nacional. Cuando acudieron las patrullas, depuso esa actitud agresiva.

Aunque se trata de un caso aislado, el personal del programa de atención a personas sin hogar de Cruz Roja, en el que prestan sus servicios una enfermera, un psicólogo, dos educadoras sociales, un trabajador social y una terapeuta ocupacional, ha sufrido en varias ocasiones el comportamiento violento de este usuario.

Ante esa situación que se viene repitiendo desde hace un par de meses, el sindicato CC.OO. presentó ayer sendos escritos ante la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de Lugo y ante la Subdelegación del Gobierno, en los que solicita a ambos organismos que urjan a la dirección del centro que refuerce la seguridad y que solicite para el agresor una orden de alejamiento.

El secretario general de esta central en Lugo, Manuel Quiñoá, demanda que se adopten estas medidas "ante la gravedad y el riesgo para la plantilla" y para "garantizar" su seguridad.

En el programa de atención a personas sin hogar les prestan servicio de seguimiento y acompañamiento a los usuarios; les ofrecen desayuno y merienda, así como duchas, y realizan mediación ante los centros sanitarios.

El pasado mes de noviembre persiguió con un hacha por la calle a un vigilante de seguridad

El episodio más violento se vivió el pasado 22 de noviembre cuando esta persona sin hogar persiguió por la calle con un hacha al vigilante de seguridad que no le permitió acceder al centro  de Cruz Roja.

Un juzgado dictó una orden de alejamiento de este vigilante, que presta su servicio en turno de mañana, por lo que el agresivo usuario solo acude desde entonces por las tardes a Cruz Roja para no incumplir esa medida cautelar.

El día anterior se encerró en un despacho con una de las trabajadoras, a la que le apuntó con un dedo en la frente y le dijo "si fueras un hombre te pegaba un puto tiro en la cabeza". También le espetó: "Yo no pego a damas pero ya no sé si tú lo eres".

Además, cuando se enteró de que el personal había llamado a la Policía destrozó mesas y sillas en la cocina e increpó a otros usuarios, a uno de ellos lo tiró al suelo de un empujón.

Comentarios