Referente de la memoria histórica

El 86º aniversario del fusilamiento de Rafael de Vega se conmemoró con la presentación de una novela sobre su figura y el descubrimiento de una placa en la escultura que le dedicó Lugo
Lara Méndez, con nietos de Rafael de Vega, junto a la placa, con un código QR, descubierta este viernes. VICTORIA RODRÍGUEZ
photo_camera Lara Méndez, con nietos de Rafael de Vega, junto a la placa, con un código QR, descubierta este viernes. VICTORIA RODRÍGUEZ

Rafael de Vega es probablemente el gran referente de la memoria histórica en Lugo. Médico de gran prestigio y de ideología republicana, fue fusilado durante la Guerra Civil, pero la estela de su figura se mantuvo siempre y la ciudad lleva años reivindicando su figura de ciudadano ejemplar.

Esa apuesta por la rehabilitación de Rafael de Vega continuó este viernes, en el 86 aniversario de su fusilamiento, con el descubrimiento de una placa junto a la escultura que el médico tiene en la calle que lleva su nombre, una vía ahora peatonalizada en la que su busto ya había ganado protagonismo.

Varios de los nietos de Rafael de Vega asistieron al descubrimiento de la placa, que incluye un código QR a través del que se puede acceder a los aspectos fundamentales de la biografía del médico, un brillante profesional y destacado cirujano que llegó a Lugo en 1916 y puso todo su empeño en lograr un hospital moderno para la ciudad.

Su sueño se vio cumplido en 1930 con la apertura del hospital de Santa María, cuya construcción había arrancado muchos años antes, durante el mandato del alcalde Ángel López Pérez.

Rafael de Vega creó también su propia clínica, situada en la zona en la que hoy tiene dedicada una calle y donde estaban también los chalés que levantó para su familia. Demolidos con el tiempo para levantar nuevos edificios, muchos lucenses conservan aún la memoria de aquellos chalés.

Asistentes a la presentación del libro de Francisco Rodil. VICTORIA RODRÍGUEZ
Asistentes a la presentación del libro de Francisco Rodil. VICTORIA RODRÍGUEZ

PRESENTACIÓN DE LIBRO. Al descubrimiento de la placa le siguió la presentación del libro Sentencia, de José Francisco Rodil Lombardía, quien ha novelado la vida del médico y las intrigas que condujeron a su fusilamiento hace 86 años.

El acto se convirtió en una forma de volver a reconocer la labor que Rafael de Vega llevó a cabo en Lugo y la alcaldesa, Lara Méndez, recordó su impronta en la ciudad como persona que llevó a cabo la modernización de la sanidad.

Méndez se congratuló, a la vez, de que "neste 21 de outubro e tantos anos despois, a aprobación definitiva da Lei da Memoria Democrática chegue para aliviar ás vítimas e ás súas familias coa condena aberta á Ditadura".

Y es que fue el 21 de octubre cuando se escribió una de las páginas más negras de la historia de Lugo, según apuntó la alcaldesa, con el fusilamiento, tras un complot, de un "home xusto e bondadoso", "médico de pobres".

Comentarios