martes. 24.11.2020 |
El tiempo
martes. 24.11.2020
El tiempo

La rebelión de los pensionistas

Concentración de pensionistas, este jueves. SEBAS SENANDE
Concentración de pensionistas, este jueves. SEBAS SENANDE

Los jubilados se echan a la calle para denunciar el "empobrecimiento" que sufren con subidas muy inferiores al IPC ► Muchos lucenses malviven con una pensión media de 695 euros al mes

Muchos de ellos cogieron el megáfono y se echaron a la calle por primera vez con 60,70 u 80 años. Lo hacen para poder reclamar la misma dignidad que tuvieron durante su vida laboral y que ahora ven desintegrarse en forma de una pensión que no alcanza el aumento del coste de la vida, con subidas mínimas del 0,25 %. Es decir, entre 1,70 y 2 euros más al mes por término medio.

Por eso se agarran al megáfono. Ángeles Torrens Villapunt, Manuel Álvarez Cordero y Daniel Parra Campayo son tres de los ya cientos de lucenses que cada lunes se concentran, desde hace mes y medio, frente al Ayuntamiento para reclamar una pensión con la que poder hacer frente a la cesta de la compra, el gas, la luz,el agua, el teléfono o la hipoteca. Lo básico para poder sobrevivir.

Ninguno pertenece a sindicatos pero la convocatoria a través del boca a boca y de las redes sociales con la Asociación de Jubilados Españoles todavía en ciernes, está dando ya sus frutos al visibilizar su situación.

Después de estar 50 años cotizando, cada año que pasaba trabajando después de los 60 me suponía perder 120 euros en la pensión de jubilación. Esto se debe a que, con las nuevas leyes, cada año a mayores que pase aumenta un año más de cotización

"Yo soy un privilegiado porque mi pensión es más alta que la media pero conozco a gente que cobra 700 o 800 euros al mes y tienen familiares a su cargo. Llegar a fin de mes así es casi imposible. Subió el pan, subió la gasolina, subió la electricidad, subió el butano. Si a esto le sumas que tienes un hijo en el paro -–que no es mi caso, pero los hay– y tienes que mantener a una familia, el gasto aumenta y el dinero no llega. Y así estamos". Habla Daniel Parra que, con 65 años, lleva ya año y medio jubilado. "Me adelanté porque si no, perdía dinero. Después de estar 50 años cotizando, cada año que pasaba trabajando después de los 60 me suponía perder 120 euros en la pensión de jubilación. Esto se debe a que, con las nuevas leyes, cada año a mayores que pase aumenta un año más de cotización. Así que decidí jubilarme".

Daniel Parra decidió movilizarse no por su situación personal sino "por ayudar a la gente que lo necesita, que hay mucha". "Además –añade– no quiero que mi hijo se quede sin pensión y por el camino que va esto cualquiera sabe lo que va a pasar. Debería cambiarse el sistema de pensiones. El Gobierno propone planes de pensiones privados pero cuando toca rescatar el dinero, tienes que pagar un montón de IRPF, además del que ya pagaste mes a mes en tu vida laboral en cada nómina. Con lo cual, el gasto es doble y no compensa".

Además de reclamar más dinero, los jubilados pretenden tener representación en las negociaciones del Pacto de Toledo.

La provincia, junto con Ourense, es una de las que tienen las pensiones más bajas de España, lo que va en relación a los salarios

Los números, en cuanto a pensiones, no son muy positivos en Lugo. Esta provincia, junto con Ourense, es una de las que tienen las pensiones más bajas de España, lo que va en relación a los salarios. La pensión de jubilación media es de 695,40 euros, superando solo un poco a la que se registra en Ourense, de 675,84 euros.

En las otras dos provincias gallegas, las pensiones de jubilación son ligeramente más altas. En Pontevedra, la media es de 824,41 euros y en A Coruña, de 825,63.

El futuro no es halagüeño. Además del alto índice de paro, cae natalidad, lo que hace que hoy haya en Lugo casi tantos pensionistas –98.906– como afiliados a la Seguridad Social –119.662–.

La rebelión de los pensionistas
Comentarios