martes. 11.08.2020 |
El tiempo
martes. 11.08.2020
El tiempo

Los puestos de Frigsa siguen con una baja afluencia de compradores

Clientes en un puesto de ropa en el mercadillo de Frigsa. VICTORIA RODRÍGUEZ.
Clientes en un puesto de ropa en el mercadillo de Frigsa. VICTORIA RODRÍGUEZ.
Las ventas del mercadillo continúan sin registrar los niveles anteriores a la pandemia, aunque cada vez se montan más puestos

El mercadillo de Frigsa ha sido una de las grandes víctimas en esta crisis del Covid-19. Los vendedores (que viven este panorama en otros mercados y ferias) siguen notando el mismo miedo que tiene la gente al salir desde las fases de desescalada.

Los puestos que se sitúan en el parque de A Milagrosa cada martes y viernes continúan viviendo en un escenario donde la afluencia de clientes sigue sin registrar los niveles anteriores a la pandemia, al igual que sus ventas.

Marina Martínez, puesto de panadería: "Hay menos gente, pero ahora mismo tengo una venta estable. Lo noté más al principio de la desescalada"

A pesar del aumento de los puntos de venta, que se ubican unos en frente de otros, y de los protocolos sanitarios que se están siguiendo (distanciamiento y utilización de gel hidroalcohólico, entre otros) el mercadillo de Frigsa no ha conseguido remontar las pérdidas generadas durante la pandemia.

Amaro Giménez, puesto de zapatos: "Hay que salir y trabajar aunque no haya las mismas personas que antes. No nos podemos quedar en casa"

"Acude mucha menos gente y no paran a comprar", añade el vendedor Antonio Méndez en su puesto de ferretería. No obstante, también justifica esta situación "porque es verano y no hay tantas personas. Se van de vacaciones y se nota mucho más".

Juan Carlos, de Rábade, dice que sus clientes, personas mayores, "no salen al ser personal de mayor riesgo de contagio. Seguimos todas las medidas de seguridad, pero aun así no aparecen", explica.

COMPRADORES.El temor continúa, pero no entre todos. Aún hay un pequeño porcentaje que sigue acudiendo a su cita semanal con el mercadillo. "No tengo miedo. Está todo muy bien preparado", asegura Ángeles, clienta habitual.

Ángeles Gómez, compradora: "Hay distancia y tienen gel. Vengo siempre y confío en los protocolos sanitarios que están siguiendo"

Purificación Fernández, clienta: "Me da un poco de respeto venir. Hay más puestos, pero nosotros también tenemos la culpa. Ellos tienen que vender"

Los puestos de Frigsa seguirán presentes cada martes y viernes porque ante todo, van a seguir luchando contra esta crisis y conseguir vencerla.

Los puestos de Frigsa siguen con una baja afluencia de compradores
Comentarios