viernes. 18.10.2019 |
El tiempo
viernes. 18.10.2019
El tiempo

El puente blanco es revisado con dron en la primera inspección general en 7 años

El dron usado para grabar las imágenes. VICTORIA RODRÍGUEZ
El dron usado para grabar las imágenes. VICTORIA RODRÍGUEZ

Técnicos enviados desde Madrid por Fomento recogieron datos sobre el estado del viaducto para emitir un informe

LUGO. El puente blanco ya tiene quien lo revise. Después de varios años de polémica entre Fomento y el Concello de Lugo sobre cuál era la administración responsable del mantenimiento de esta infraestructura, un grupo de técnicos enviados desde Madrid por el ministerio iniciaron ayer la primera inspección general que se realiza en el viaducto desde que fue inaugurado en 2011.

Desde primera hora de la mañana y tras haber sido cortado un carril en cada sentido del puente por operarios de Conservación de Carreteras, los técnicos comenzaron a revisar distintos puntos de la estructura, primero desde lo altode la plataforma de la estructura, que tiene 95 metros de longitud, y después desde la orilla derecha del río Miño en la que se asientan tres de los pilares del viaducto.

La normativa obliga a una inspección detallada cada cinco años de este tipo de viaductos y hasta ahora solo se hizo una rutinaria

Los ingenieros, que tomaron anotaciones y fotografías de distintas partes del viaducto, también utilizaron un dron para grabar imágenes de las zonas de difícil acceso. Dos operarios de una empresa dedicada a este tipo de trabajos de grabación con drones realizaron distintos vuelos alrededor del puente y, mientras uno de ellos guiaba el aparato, otro grababa imágenes de las zonas señaladas por los técnicos.

Fuentes consultadas explicaron que toda esta información, tanto la anotada por los ingenieros como las fotos y vídeos, será analizada en el ministerio, donde se elaborará un informe sobre el estado actual del puente.

SOLO UNA INSPECCIÓN. En los siete años de funcionamiento del viaducto solo se realizó una inspección básica, que consiste en una revisión visual que se centra en cuestiones que se ven a simple vista. Sin embargo, la supervisión general y «detallada», como llegó a calificarla Fomento en un comunicado, se debe hacer cada cinco años, según la normativa. Ingenieros que ya han realizado inspecciones de este tipo explican que los técnicos rellenan un estadillo con multitud de puntos que es preciso examinar y de los que hay que dejar constancia por escrito de su estado. Si se estima que no es necesaria hacer una intervención, pasados otros cinco años, el equipo de ingeniería que asuma la inspección va al puente con el estadillo previo y contempla la evolución de aquellos desperfectos leves detectados anteriormente.

Hace semanas hubo desprendimientos al paseo del Miño desde el vial de acceso al puente que obligó a retirar piezas inestables

A falta de los resultados de esta última inspección, por el momento en el puente blanco se han registrado desprendimientos al paseo del Miño de piezas de hormigón desde la vía de acceso a la rotonda elevada sobre la N-VI. Los técnicos de Fomento decidieron hace unas semanas retirar otras piezas que amenazaban con caerse, aunque descartaron que la estructura del viaducto estuviese afectada por alguna deficiencia.

Sin embargo, sí son evidentes a simple vista otros problemas que afectan al puente, como la suciedad que se acumula en la estructura metálica y que ha teñido de un tono verde el color blanco que había servido para bautizar popularmente este viaducto.

La falta de mantenimiento durante estos años también afecta a los sumideros del plataforma, donde es frecuente que se acumulen bolsas de agua cada vez que se registran tormentas. Además, usuarios del viaducto y vecinos del barrio de A Ponte critican que no se limpie de forma periódica la maleza de la rotonda desde la que se accede a la Estrada Vella de Santiago o los paneles de aislamiento acústico en los que hay grafitis o carteles publicitarios.

Fomento decidió asumir hace meses el mantenimiento de esta infraestructura a la espera de que se haga efectivo el traspaso al Concello. Ambas administraciones discreparon hasta ahora sobre si el protocolo firmado para la construcción del puente contempla que el Ayuntamiento tenga que hacerse cargo del mismo o no.

El puente blanco es revisado con dron en la primera inspección...
Comentarios