El pub Medievo de Lugo cambia de gestión tras 28 años

El empresario Tino Freijo, que coge el testigo de Paco Iglesias, organiza esta viernes una celebración
El local de ocio nocturno está entre las calles Miño y Catedral. EP
photo_camera El local de ocio nocturno está entre las calles Miño y Catedral. EP

En 1995 Paco Iglesias cogía las riendas del pub Medievo, que se encuentra en el cruce de las calles Miño y Catedral. Este empresario le cede ahora el relevo a otro que trabajó hace un par de décadas en este veterano local de ocio nocturno, Tino Freijo. Este viernes por la noche habrá una celebración especial en este céntrico establecimiento de la capital lucense con motivo de ese cambio de gestión. "Será una primera toma de contacto", asegura este último.

Tino Freijo, que incluso formó parte del mismo grupo musical que Paco Iglesias en los años 90, Mundanal, tiene previsto cerrar el pub Medievo tras las fiestas navideñas para realizar un cambio de imagen. "No sé si le mantendré el nombre o no", afirma.

Lo que ya tiene decidido es el perfil del público al que se dirigirá. "Está pensado para un público de 25 a 50 años y más", explica este empresario, que está al frente de otro pub en la capital lucense, la Sala Jager, codirige el restaurante Santeiro’s Terraza y cuenta con la productora de eventos Superintención,

El Medievo tiene dos ambientes, una cervecería en la planta baja y el pub en la alta. El nuevo inquilino tiene previsto ofrecer en la primera, tras la reforma que llevará a cabo, una carta de comida casual a base de pizzas y hamburguesas y que dispondrá también de cócteles y cafés. Y pretende ofrecer una estética más discotequera en el pub.

Tino Freijo, que lleva más de 30 años en el ocio nocturno, pues comenzó trabajando en pubs ya extintos como Minimal o Toca Toca y gestionó su primer local con el cambio del siglo, el Jazz and Beer, considera que, aunque haya negocios que "estén sufriendo", la noche vive un momento "dulce" porque los lucenses a los que orienta sus establecimientos "salen bastante después de dos años de pandemia".

Aunque en las últimas semanas han abierto en la capital lucense una discoteca y un pub con espectáculos de drag queen, el nuevo arrendatario del Medievo reconoce que no se registran muchos movimientos en el ocio nocturno de Lugo, sobre todo en el centro de la ciudad, en donde dice que es "muy complicado abrir uno nuevo" debido a que "no hay locales acondicionados y como es una zona saturada no se puede conseguir licencia municipal".

Comentarios