Protestas vecinales porque no hay contenedores para reponer

El Concello confirma que no se cambian los rotos y solo una persona se dedica a reparar los estropeados
2020052818262488091
photo_camera Contenedores en Recatelo. EP

Las protestas vecinales por el estado en que se encuentran los contenedores de Lugo se han incrementado notablemente, tanto por el hecho de que no se reponen desde hace tiempo los que se han retirado por haber ardido o por otros motivos como el mal estado que presentan muchos de los que están en servicio.

Esas quejas han ido a más con la llegada de la pandemia del Covid-19 y las recomendaciones de evitar tocar en lo posible determinadas superficies, mientras que los sistemas de apertura con pedal de muchos de los contenedores de la ciudad no funcionan.

El Concello confirmó este miércoles a este diario que, al estar caducado el contrato con Urbaser, la empresa adjudicataria, hace ya tiempo que no hay disponibles contenedores para reponer, puesto que se ha superado el número fijado en el contrato. La idea, según el área de medio ambiente, es que cuando se adjudique el nuevo contrato se cambien todos e incluso se amplíen los 2.497 que hay en estos momentos en el área urbana (más de 4.000 si se suma la zona rural).

Mientras, en barrios como Recatelo, según denunciaron varios de sus comerciantes y hosteleros, se encuentran con que uno de los dos depósitos de orgánicos que había ardió hace ya meses y no se repuso, y el único que queda está roto, por lo que rezuma un líquido pestilente hacia la calle.

La empresa Urbaser, informó el Concello, dispone de una persona dedicada a reparaciones de estos contenedores. Realiza, según los datos facilitados, unas 1.500 al año, con una media de cinco al día. Pero las medidas obligadas por el Covid-19 también dificultan su labor, porque hay que desinfectar el depósito antes de que pueda proceder a su reparación. En todo caso, el Concello pide a los vecinos que informen de cualquier problema a través del 010.