lunes. 20.09.2021 |
El tiempo
lunes. 20.09.2021
El tiempo

La Protectora retira 31 perros que estaban hacinados en una casa de As Pedreiras

Algunos de perro de As Pedreiras de los que se ha hecho cargo la protectora. EP
Algunos de los perros de As Pedreiras de los que se ha hecho cargo la protectora. EP
Se pone fin así a un problema denunciado hace ya un año, cuando su propietario llegó a tener casi un centenar de canes, sin control higiénico y con machos y hembras mezclados

La Protectora de Animales y Plantas de Lugo acoge a 31 nuevos huéspedes en su albergue de Muxa desde el pasado fin de semana. Es una parte de los perros que estaban hacinados en una casa de la Avenida de Madrid, en As Pedreiras. La intervención de estos canes fue llevada a cabo por agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil y de Medio Ambiente de la Xunta, junto con un veterinario de esta sociedad.

Se pone fin así a una historia que se remonta a hace ya un año cuando varios colectivos animalistas denunciaban que se agolpaban casi un centenar de perros en esta vivienda, que no reúne las condiciones adecuadas para albergar a tantos canes.

El Seprona intervino este fin de semana, junto a los agentes medioambientales, a raíz de una nueva denuncia, que fue presentada en este caso por el colectivo Alma Animal.

Los perros no están desnutridos, pero, al de la falta de espacio, se sumaban al menos otros dos problemas para su control sanitario: sus deficientes condiciones higiénicas y que los machos y las hembras estaban mezclados, lo que agravaba el riesgo de esta camada incontrolada todavía fuese a más.

Una vez en el albergue, el personal de la Protectora de Animales ha tenido que desparasitar a esta treintena de perros que aloja desde el pasado fin de semana en sus instalaciones de Muxa. Además, fueron sometidos a un examen veterinario para comprobar su estado de salud.

Los animales están bien alimentados porque su propietario, Fernando Fornes, se encargaba de buscar pienso y además solía recibir donaciones de particulares para su cuidado.

El que hasta ahora era su dueño, que colaboró con el Seprona y los agentes medioambientales para este adiós, se ha quedado en la vivienda de As Pedreiras con otros cinco canes, que serán esterilizados y sometidos a controles veterinarios periódicos.

Este ciudadano portugués fue formando esta camada incontrolada desde que reside hace unos nueve años en esta casa de la Avenida de Madrid, en la que se instaló porque estaba vacía. Fue recogiendo, según cuenta, a los perros que iba encontrando abandonados.

INICIO DEL DESALOJO. Hace un año estallaba este caso. Se sucedían las denuncias públicas de organizaciones animalistas, preocupadas por el control sanitario de los perros.

[Fernando Fornes, con dos de los cinco perros que le quedan. SEBAS SENANDE]

Fernando Fornes, con dos de los cinco perros que le quedan. SEBAS SENANDE

Entonces se llevaba a cabo la primera intervención. La Protectora de Animales de Lugo y la ONG ferrolana El Hogar de Wilbur se hacían cargo de más de 40 canes. Se buscó un nuevo domicilio para ellos. Algunos rehicieron su vida en hogares de adopción en el Reino Unido. Ese país también podría ser el destino de algunos de los nuevos huéspedes que acoge el albergue de Muxa desde el pasado fin de semana.

El área de medio ambiente del Concello de Lugo también tomaba entonces cartas en el asunto para intentar darle una salida a las decenas de perros, que se ha demorado un año.

Se buscaba también una alternativa para que las instalaciones de Muxa no se viesen saturadas por este aluvión de animales.

Una quinta parte más de los huéspedes que alojaba
La inesperada llegada de estos 31 perros al albergue de la Protectora supone que esta sociedad haya visto como de repente ha aumentado un 20% el aforo de sus instalaciones de Muxa, en la que se encontraban antes alojados unos 150.

CAMPAÑA DE ADOPCIÓN. Ante esa avalancha de nuevos huéspedes, la Protectora llevará a cabo una campaña de adopción para que los lucenses les faciliten un nuevo hogar a estos canes. Su presidente, Alberto Losada, hacía ayer un llamamiento a la colaboración ciudadana.

DESCRIPCIÓN. Una de las voluntarias, que ha recurrido a las redes sociales para animar a esa adopción, afirma que son perros de tamaño medio-pequeño, de unos 15 kilos de peso, que son "unos bien sociables, otros con miedos, otros con nervios".

La Protectora retira 31 perros que estaban hacinados en una casa de...
Comentarios