martes. 17.05.2022 |
El tiempo
martes. 17.05.2022
El tiempo

Una promotora hará un residencial en Lugo que ahorra el 70% en calefacción

Infografía del edificio que será construido en el Paseo dos Estudiantes, en Sanfiz. EP
Infografía del edificio que será construido en el Paseo dos Estudiantes, en Sanfiz. EP

César Dorado construirá el primer edificio de pisos de Galicia con certificado Passivhaus

El sector de la construcción está apostando decididamente por la eficiencia energética. Por una parte, para ser más respetuoso con el medio ambiente, consumiendo menos y reduciendo las emisiones de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera. Por otra, porque la normativa europea camina en esa dirección.

La promotora César Dorado S.L. ha solicitado al Concello de Lugo la licencia para construir en el barrio de Sanfiz un edificio de 46 viviendas, que, según asegura su gerente, Ricardo Dorado, será «el primero de Galicia» que disponga del estándar de calidad Passivhaus -acrónimo alemán de casa pasiva-.

Esta certificación todavía no está muy extendida en España. Hay unos 90 inmuebles en total -en Galicia solo dos viviendas unifamiliares, pero ningún edificio de pisos-.

Los parámetros en los que se cimenta la certificación, según explica este arquitecto técnico, son que la envolvente del edificio lleva "muchísimo aislamiento"; las ventanas son de triple cristal y doble cámara -una vivienda convencional nueva suele tener dos y una, respectivamente-, con persianas eléctricas porque sino "entraría aire frío a través de la cinta", y con un sistema interior de ventilación controlada por recuperadores de calor.

"Con este sistema en invierno no es preciso abrir las ventanas, que metería aire frío y húmedo dentro de la casa", detalló Ricardo Dorado, que dijo que el ahorro en calefacción es "del 70% al 90%" con respecto a una vivienda nueva convencional.

HERMITICIDAD. Para obtener este estándar de calidad una consultora externa, que ha de estar reconocida por el Instituto Passivhaus alemán, certifica el proyecto, la ejecución de la obra y realiza pruebas de hermiticidad cuando esté casi finalizada.

"Es el futuro. Se tiende cada vez más hacia un consumo energético muy bajo y por el cuidado del medio ambiente, limitando las emisiones de CO2, a lo que nos obliga la Unión Europea", afirma Ricardo Dorado.

Aunque los materiales que se emplean incrementan el coste de la construcción, este arquitecto técnico asegura que en este edificio de viviendas ofrecerán "precios asequibles", unos 2.000 euros por metro cuadrado útil, que es el importe medio en la zona sur de la ciudad.

Una promotora hará un residencial en Lugo que ahorra el 70% en...
Comentarios