miércoles. 21.08.2019 |
El tiempo
miércoles. 21.08.2019
El tiempo

Una productividad del 113% frente al 0% de De Lara en el mismo juzgado

Pilar de Lara. PEPE TEJERO
Pilar de Lara. PEPE TEJERO

El CGPJ recuerda que el juzgado contó tres años con jueces de apoyo para que ella se dedicara solo a los macrosumarios

Una de las principales quejas sostenidas por Pilar de Lara en estos años, y que figura como la principal alegación en el expediente sancionador, es la falta de medios personales y materiales que ha sufrido durante todo este tiempo.

Los instructores del informe del CGPJ se detienen de manera muy detallada en este asunto. Además de explicar que la desatención al juzgado de la que se le acusa no tiene que ver con esa supuesta falta de medios, sino con la dejación de funciones que son potestad en exclusiva de la jueza, le recuerda que precisamente por esa carga de trabajo el propio CGPJ propuso como medida que contara con un juez de apoyo que se encargara de todos los asuntos ordinarios para que ella se centrara en los macrosumarios. Así, el jugado contó con una jueza de apoyo un año y, después de esta, con otro durante el año y medio siguiente.

"Llama la atención", dice el CGPJ, que ese juez "alcanzó con esos mismos medios personales y materiales unos rendimientos profesionales notables y sobresalientes". Al respecto, detalla los rendimientos con los que Pilar de Lara finalizó sus ejercicios: 52,4% en 2013; 1,6% en 2014; 45,4% en 2015; 0,0% en 2016, y 53% en 2017.

Por el contrario, el rendimiento de la jueza sustituta en ese mismo juzgado y con los mismos medios fue del 103% en 2013 y del 129,7% en 2014. Por su parte, el juez de apoyo acreditó un rendimiento del 128,3% en 2015; 113,2 en 2016 y un 95,4% en medio año del 2017.

Esta productividad, remarca el CGPJ, se consiguió en el mismo juzgado y con los mismos medios de los que ella, que solo estaba centrada en la macrocausas, disponía, y que fueron reforzados varias veces.

Atribuyó al secretario "graves irregularidades"
Una de las alegaciones de Pilar de Lara ante el CGPJ parece haberse vuelto en su contra. Según figura en el expediente, "fue la propia magistrada la que puso en cuestión el rendimiento de determinados profesionales, especialmente el del letrado de la administración de Justicia de refuerzo (antes llamado secretario judicial), al que atribuyó la comisión de graves irregularidades".

Se dio cuenta después
Al respecto, el CGPJ le reprocha que ni siquiera ella fuera capaz de detectarlas hasta después de que cesara el secretario y que no diera cuenta de las mismas para abrir un expediente disciplinario.

Una productividad del 113% frente al 0% de De Lara en el mismo juzgado
Comentarios