jueves. 04.06.2020 |
El tiempo
jueves. 04.06.2020
El tiempo

El juez decreta prisión para los dos acusados de una agresión sexual en A Fervedoira

La agresión sexual se produjo en una vivienda del barrio lucense de A Fervedoira. SEBAS SENANDE
La agresión sexual se produjo en una vivienda del barrio lucense de A Fervedoira. SEBAS SENANDE

La víctima, que presentaba enrojecimiento vaginal y moratones en los muslos, asegura que uno de ellos la dejó sin sentido de un golpe, por lo que no puede recordar quién la violó

El juez de instrucción 3 de Lugo, Sergio Orduña, ordenó este lunes el ingreso en prisión de dos hombres acusados de una agresión sexual que supuestamente se cometió en la casa donde vivían en A Fervedoria en la mañana del pasado sábado. La víctima es una mujer con la que la noche anterior habían estado de copas. 

Los hechos sucedieron en torno a las once y diez de la mañana del pasado sábado, cuando un taxi trasladó hasta la vivienda de A Fervedoira a los dos hombres, uno de 41 años y otro de 50, y a la mujer, después de una larga noche de juerga. Poco después, en torno a las 11.30 horas, el teléfono 112 de Emergencias recibía el aviso de una mujer que decía haber sido violada

Prácticamente de manera simultánea, y sin que hasta el momento se haya podido determinar qué llamada fue antes o después, la Policía Nacional recibía la comunicación de un hombre que informaba de que una mujer que había conocido esa noche estaba muy borracha en su casa y no quería irse, y temía que le buscara algún problema. 

Las horas, según fuentes próximas a la investigación, fueron confirmadas tanto por el taxista como por una vecina del hombre que llamó, el de 50 años, con la que se quedó hablando mientras llegaban los agentes. Estos, tras comprobar las circunstancias y recoger la denuncia de la víctima, llamaron a una ambulancia y procedieron a la detención del sospechoso. 

La víctima y uno de los acusados llamaron de manera prácticamente simultánea al 112 y a la Policía para sendos avisos

El otro hombre ya no estaba. Tal y como declaró su novia, a las 11.20 horas ya estaba a la altura del puente de la estación, hablando con ella por teléfono. El sábado se le tomó declaración como testigo, pero en la mañana del lunes, tras prestar la víctima un nuevo testimonio, se procedió también a su detención. 

LA AGRESIÓN. La víctima, indicaron a El Progreso personas conocedoras del asunto, habría declarado que en realidad no recordaba con claridad lo sucedido porque había bebido mucho y porque, una vez en la casa, uno de los hombres la agarró del cuello y la lanzó sobre una cama, además de arrancarle la ropa, y el otro le dio un puñetazo y la dejó sin sentido. 

Es en esas condiciones en las que se habría producido la agresión sexual, por lo que ella no pudo aportar más datos ni señalar si el autor fue uno, otro o ambos. 

No obstante, parece que los médicos que la examinaron en el hospital sí encontraron en la víctima señales de violencia: eritema (enrojecimiento de la piel) en la vagina y moratones en los muslos. Un indicio que, a falta de los resultados completos de las muestras sacadas en la exploración, pudo tener un peso muy importante en la decisión del juez, además de la petición de la fiscal, que solicitó que ambos sospechosos fueran enviados a prisión provisional y sin fianza.

El juez decreta prisión para los dos acusados de una agresión...