viernes. 20.09.2019 |
El tiempo
viernes. 20.09.2019
El tiempo

A prisión por hacer un "simpa" en una gasolinera y huir en sentido contrario

Repostaje en una gasolinera. AEP
Repostaje en una gasolinera. AEP

El conductor se fugó de la Guardia Civil a gran velocidad y estuvo a punto de provocar varios accidentes y atropellos. El juez le impuso 9 meses de cárcel y no accedió a suspenderle la pena

LUGO. Puso en peligro a multitud de conductores y peatones tras hacer un "simpa" en una gasolinera lucense y fugarse de la Guardia Civil -llegando a circular en sentido contrario durante la escapada-, y el juez del Penal número 2 de Lugo le impuso una pena de 9 meses de cárcel.

Tras conocer el fallo, el abogado de la defensa solicitó que le dejaran en suspenso la condena –ya que no superaba los dos años de prisión–, pero el juez no accedió, al considerar que se trata de un caso grave y que la sanción penal tiene que ser efectiva y el conductor debe pasar por la cárcel.

La sentencia explica que el 2 de mayo de 2017, sobre las ocho y cuarto de la mañana, el acusado conducía una Renault Kangoo por la carretera Nacional 634 y una patrulla de la Guardia Civil le dio el alto. Los agentes de la Benemérita buscaban en concreto el vehículo del acusado, ya que habían recibido una llamada porque el hombre había repostado en una gasolinera próxima y se había marchado del establecimiento sin pagar el combustible.

Tras darle el alto, los guardias le pidieron la documentación y observaron que no tenía el permiso de conducir en vigor, por lo que le dijeron que tenía que dirigirse al cuartel para realizar la comprobación pertinente, ya que de lo contrario no podría seguir conduciendo.

Los agentes iniciaron la marcha tras el acusado, pero durante el trayecto, el hombre se escapó de la patrulla circulando a gran velocidad.

PELIGRO. El conductor, según quedó recogido en el fallo judicial, "atravesó líneas longitudinales continuas, accedió a la carretera LU-861 por dirección contraria, y rodeó una rotonda sin frenar ni ceder el paso a los demás vehículos en ningún momento".

El juez le impuso también al kamikaze la prohibición de conducir vehículos a motor o ciclomotores durante dos años

De este modo, el acusado puso en riesgo la seguridad vial. De hecho, diversos turismos tuvieron que efectuar "maniobras evasivas" para evitar colisionar con él, según se recoge en los informes del juicio. Además, varios peatones que circulaban por el arcén tuvieron que desplazarse rápidamente a la cuneta para no resultar atropellados.

Finalmente, a la vista del peligro que se estaba creando, los guardias optaron por abandonar la persecución y dejar que el acusado siguiera su camino.

Aun así, el hombre no llegó muy lejos, ya que se activó un protocolo de búsqueda y una patrulla consiguió localizarlo poco después, "escondido" en el interior de su vehículo.

El conductor fue detenido y acusado de un delito contra la seguridad vial, por conducción temeraria, y el juez del Penal 2 de Lugo lo condenó a nueve meses de cárcel. Además, le impuso la privación del permiso de conducir vehículos a motor o ciclomotores por un plazo de dos años.

El letrado de la defensa presentó un recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Lugo, pero el tribunal confirma la condena y desestima la solicitud de suspensión de la ejecución de la pena privativa de libertad, por lo que el conductor tendrá que cumplir la condena en un centro penitenciario.

"La repentina actuación del acusado, huyendo de los agentes, solo obedeció a su propio designio, y no existe ningún dato en la causa que permita concluir que se dio alguna situación de obnubilación de la razón", concluye la sala.

A prisión por hacer un "simpa" en una gasolinera y huir en sentido...