sábado. 16.01.2021 |
El tiempo
sábado. 16.01.2021
El tiempo

"El primer efecto de la vacunación en la presión asistencial se verá a final de febrero"

Rafael Monte. VICTORIA RÓDRIGUEZ
Rafael Monte. VICTORIA RÓDRIGUEZ
Lugo comienza la tercera ola de la pandemia con la mitad de usuarios y personal de las residencias ya vacunados. El doctor Monte recuerda que el sistema sanitario no empezará a notar los primeros beneficios de la campaña hasta que estén inmunizados, no vacunados, todos ellos. Se espera que ocurra a finales del mes que viene

Lugo está en mejor situación epidemiológica que otras áreas, en general, pero los casos están aumentando. El doctor Monte repasa la evolución y cómo se desarrolla la campaña de vacunación en esta entrevista.

¿Cómo es la situación actual de la pandemia en la provincia?

Depende de la zona. En este momento en el conjunto del área sanitaria ha aumentado significativamente el número de casos, pero donde más están concentrados, en relación con el volumen de población, es en A Mariña; concretamente en el triángulo Viveiro, Xove, Burela. Ya sabemos por el brote que hubo en junio que la movilidad de población en la comarca es importante, con gente que trabaja en un municipio vive en otro... así es muy difícil que un brote quede circunscrito a un solo concello. Además hay brotes en residencias de Xove y Ribadeo. En el área centro están aumentando los casos pero todavía no a un ritmo muy intenso. Además, ya tenemos un brote en una residencia, en la de A Pastoriza, y con el segundo cribado de esta semana ya hemos visto que, como ocurrió en la de Vilalba, casi toda la residencia está contagiada. A la vez está aumentando el número de casos en población general, en familias, en relación con los contactos sociales que ha habido en navidades. Mi previsión es que va a seguir aumentando en las próximas dos o tres semanas, en función de las restricciones que se vayan adoptando. En la Zona Sur, la tendencia es más estable, salen casos pero no al mismo ritmo que en las otras zonas, por ahora.

¿Cómo prevé que evolucione la curva en el concello de Lugo?

La ventaja que podemos tener es que empezamos la Navidad con una incidencia a 14 días en el municipio baja, por debajo de 90. Ahora va aumentar, pero como partimos de una situación favorable, aunque se multiplique por 2 o por 2,5, espero que no lleguemos a los niveles de incidencia de noviembre y que la presión sobre el sistema no sea exagerada.

¿Ha venido bien entonces tener cerrado Lugo hasta las fiestas?

Sí, desde el punto de vista de lo que prevemos que va a ocurrir con la presión asistencial en el hospital y Primaria, sí. Veremos qué pasa, pero que van a seguirán aumentando los casos esta semana y la siguiente es seguro. En Lugo el porcentaje de positividad de PCR prenavidad era del 3%, mientras que, del 24 en adelante, estamos entre el 5% y 6%. Es menos que la media gallega, pero la tendencia es clara.

Crecerán entonces los casos durante todo el mes de enero...

Probablemente, porque lo que vemos es que, cuando se toman restricciones serias y se cierra una zona, pueden pasar unas tres semanas hasta que el número de contagios disminuye significativamente. Esto es lo que ocurrió en el área centro de Lugo.

El reflejo de ese incremento en el hospital se verá en febrero...

En realidad ya se está viendo por las residencias. Hay que tener en cuenta cómo afecta ya a A Mariña. La de Lugo es el área con menos presión hospitalaria en relación a su población de Galicia, pero prácticamente toda está concentrada en A Mariña, lo que refleja el aumento de incidencia en la zona.

Entrando en esta tercera ola se está poniendo la primera dosis de la vacuna de Pfizer y se espera la llegada de la de Moderna, ¿cuánto tardaremos en ver el resultado de estas primeras vacunaciones?

Creo que el volumen que va a venir de la de Moderna será menor que el de Pfizer y veremos cuándo llega que aún no se sabe. Al ritmo que vamos, y si se mantiene el suministro de la vacuna, tendremos vacunados con la primera dosis a todos los usuarios y trabajadores de residencias en una semana. El efecto sobre el sistema sanitario, en cuanto a presión asistencial, se va a notar significativamente cuando tengamos inmunizados, a todo el personal y residentes. No vacunados, sino inmunizados.

Y la inmunización llega una semana después de recibir la segunda dosis...

Sí, siete o diez días después de la segunda dosis. Empezaremos a poner la segunda dosis en Burela [residencia en la que se inició la campaña en Lugo] el 18 de enero, en teoría. A partir de ahí se administrará en el resto de centros con la misma cadencia que la primera. Para mediados de febrero podría estar puesta la segunda dosis a todos y a finales de febrero, inmunizados los últimos trabajadores y usuarios de residencias. Ahí podremos a respirar un poquito.

Supondrá un cambio porque son las residencias las que ejercen más presión sobre el sistema...

Claro, porque son muchos contagios de golpe, en pacientes que se pueden poner muy graves, por edad, por comorbilidad, por situación funcional... y que generan muchos ingresos en poco tiempo. Además, suponen un esfuerzo diagnóstico brutal porque ahora se hace un cribado cada quince días a los residentes y cada semana a los trabajadores. Hasta que no estén inmunizados vamos a seguir haciendo cribados porque el riesgo de que se puedan contagiar ya lo vimos en Burela. Se vacunó a toda la residencia y uno ya estaba contagiado, eso puede ocurrir.

¿Hay que volver a vacunar a esos pacientes?

Estamos pendientes de que Saúde Pública nos diga qué hacer. En principio, hay que esperar cuatro semanas después de haber pasado el covid. Sé que con esto también hay debate, que hay quien se pregunta por qué destinar vacunas a gente que ya está teóricamente inmunizada porque ya ha pasado la enfermedad. Qué tenemos que hacer con los que se han contagiado entre la primera y segunda dosis no está claro. Creo que en esos casos habrá que esperar a que se solucione la enfermedad y, si se está en el intervalo que fija la ficha técnica, poner la segunda.

¿Manteniendo el actual ritmo de vacunación cuándo cree que se empezará a vacunara a la gente sana, al último grupo?

Después del grupo actual van los sanitarios. Seguramente se solape y, antes de que se empiece a poner la segunda dosis de personal y usuarios de residencias, se comience a administrar la primera de los sanitarios, creo que a finales de enero. Después, va la población de riesgo, dependientes que no están en residencias sino en domicilio... Todo dependerá de la disponibilidad de la vacuna, pero creo que para primavera estará vacunado ese grupo. Eso sí que va a suponer una diferencia sustancial para el sistema sanitario. Cuando nos quitemos de encima ‘la espada de Damocles’ de las residencias seguirá habiendo contagios en gente vulnerable que no están en residencias. Eso sí cambiará de verdad a finales de primavera. Creo que en junio estaremos vacunando ya a gente sana, adultos sin factores de riesgo. Y espero que para entonces haya muchas dosis de la vacuna de Moderna y contemos también con la de Oxford.

"Unas díez personas se han negado a recibir la vacuna"

¿Cuando se disponga de varias vacunas hay algún criterio de a quién se dará cada una? ¿Funciona mejor una en un grupo que en otro?

Creo que no, que yo sepa se irá administrando en función de la disponibilidad que se vaya teniendo. No hay evidencia por el momento de que unas u otras vayan mejor en determinado grupo.

Esta es una vacuna voluntaria y una persona puede negarse a recibirla pero tiene que firmar un documento desistiendo de que se le administre para que el sistema sanitario tenga constancia de quién está vacunado y quién no ¿Se ha negado alguien a recibirla en Lugo?

No tengo el dato exacto, pero alrededor de unas diez personas por el momento. Se trataría de trabajadores de residencias, fundamentalmente, no de usuarios. En el área sanitaria de Lugo se han vacunado hasta el momento unas 3.500 personas [ese era el cómputo en el momento en el que se hizo la entrevista] por lo que diez casos es un porcentaje mínimo.

"El primer efecto de la vacunación en la presión asistencial se...
Comentarios