Unos precios por las nubes

Los lucenses sienten cada día más la subida generalizada de los alimentos, sobre todo la carne de cerdo, que aumentó un 34% en un año, lo que se atribuye al encarecimiento de los cereales
Una clienta paga la compra en una carnicería de la plaza de abastos. SEBAS SENANDE
photo_camera Una clienta paga la compra en una carnicería de la plaza de abastos. SEBAS SENANDE

"No solo como vendedora, como consumidora siento que cada vez se encarece más mi factura de la compra", asegura una empleada de la plaza de abastos de Lugo.

En marzo de 2022 el precio del cereal sufría uno de los aumentos más drásticos de la historia tras quedarse Europa sin su principal proveedor, Ucrania, invadida por Rusia. La escasez del cereal a nivel mundial ha producido un aumento espectacular en los últimos meses en el precio de la cebada, el maíz y el trigo. Los productores y vendedores lucenses ya temían en marzo que este aumento produjese un efecto rebote y se llegase así a la subida de otros productos derivados como la pasta, el pan y la bollería, así como de la carne, ya que los ganaderos dependen principalmente del pienso para alimentar a sus animales.

Asimismo, el precio cada vez mayor de la gasolina ha supuesto que el transporte de este ganado sea cada vez más costoso.

"Va a haber un momento en el que tengamos que dejar de vender. Los impuestos no paran de subir, así como la luz de nuestras instalaciones y esto hace que lleguemos ahogados a final de mes. Por no hablar del precio de la gasolina para transportar al ganado. Solo llenar el depósito está costando entre 41 y 47 euros más que el año pasado", explica Jose Marqués, carnicero en A Carqueixa de Lugo.

Manuel, trabajador en la carnicería Do Campo en la plaza de abastos de Lugo también apuntaba: "Hemos notado un descenso importante en el numero de clientes en la Plaza". Esta caída en un mercado de productos de calidad se podría deber a que la clientela busca ahora formas de consumo más low cost. No obstante, diferentes empleados de la Plaza aseguran que no notan un descenso de consumidores jóvenes, al contrario, son los que más se decantan por carnes ecológicas como la de cerdo.

Precisamente, la carne de porcino es uno de los productos que ha sufrido un mayor aumento del precio, que ha crecido un 34% desde hace 12 meses, tomando referencias de Mercasa. Además, ganaderos y vendedores prevén que la tendencia al alza va a continuar. "La carne de canal que vendo sube entre ocho y diez céntimos cada semana, lo que provoca que a final de mes aumente en casi cincuenta céntimos el producto y, por tanto, se note mucho en la cesta de la compra de un mes a otro", apunta Jose, empleado en la charcutería Benedicto del mercado municipal. Asimismo, entre sus productos de charcutería, señala que los quesos también han sufrido un encarecimiento de entre 50 y 70 céntimos.

UN AUMENTO HISTÓRICO. Otra de las imágenes que más impactaba en las últimas semanas era ver las etiquetas de las sandías y los melones. Hoy el precio de media sandía ronda los 5,12 euros el kilo, algo completamente inimaginable unos meses atrás.

En mayo de este año, el Ine contabilizaba una subida del 11% en su apartado de alimentación y bebidas, la más alta desde que este instituto empezó a registrar dichos cálculos en 1994.

LAS CAUSAS DE LA SUBIDA. Según la Organización de Consumidores y Usuarios (Ocu), la subida de precios de los alimentos podría encarecer nuestra cesta de la compra en 500 euros al año. Señala como motivos principales la subida del precio de la energía, entre los que se destaca el gas con un aumento de más de 20 euros hasta los 130 euros el MWh en pocos meses; el encarecimiento de las materias primas como el trigo y el aceite, y los costes de transporte por la subida histórica de la gasolina.

El carnicero Juan Carlos Cruz no cree que este aumento de los alimentos afecte solo a la Plaza, porque "los precios también han subido en los supermercados", apunta. Sin embargo, la mayoría de los placeros siguen atemorizados por la falta de clientela.

El cerdo en máximos 
Chuleta aguja 4,99 euros/kg
Cinta de lomo 7,23 euros/kg
Chuleta 8,50 euros/kg
Costilla 11,90 euros/kg
Chuleta ecológica 14 euros/kg

Comentarios