El gobierno local mantiene el pleno del viernes para aprobar el 5% del PXOM

El PP pedía en la mañana de este jueves su aplazamiento por falta de tiempo para estudiar la documentación, que le fue entregada el martes
El Concello preveía urbanizables en Fixós, cerca del campo de golf, que fueron suprimidos. XESÚS PONTE/AEP
photo_camera El Concello preveía urbanizables en Fixós, cerca del campo de golf, que fueron suprimidos. XESÚS PONTE/AEP

El Concello de Lugo mantendrá el pleno extraordinario previsto para este viernes con el fin de aprobar el 5% del PXOM. Desde el gobierno local señalan que la maniobra del PP, que en la mañana de este jueves podía el aplazamiento del encuentro por falta de tiempo para estudiar la documentación (que les fue enviada el martes), es "outro intento desesperado do Partido Popular por facer ruído".

Desde el Concello aseguran también que esta semana, durante la comisión de urbanismo previa al pleno, se dio la oportunidad de aplazarla, lo que conllevaría también el postergamiento de la sesión plenaria y ninguno de los grupos políticos optó por eso. Posteriormente, hubo una reunión de la alcaldesa con los portavoces de las formaciones donde se volvió a hablar del PXOM y de nuevo "ninguén dixo nada".

En su petición de este jueves, el PP pedía "humildad" y "tiempo" a la alcaldesa, Lara Méndez, que necesita su apoyo para sacar adelante el plan, ya que el BNG anunció que votará en contra y Cs se abstendrá.

Contexto

Este 5% del PXOM quedó pendiente de aprobación en 2011 tras justificar mejor algunas propuestas de ordenación que hacía entonces y modificar otras, para cumplir con los requerimientos realizados por la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil y por las áreas de medio ambiente y de urbanismo de la Xunta. Los cambios más significativos son la supresión de varios urbanizables de nueva creación que se proponían en Bocamaos (en dos sectores de suelo), Pedreda y Fixós (otros dos sectores).

La propuesta de algunos de estos urbanizables, como los de Fixós, fueron muy polémicos en su momento y llegaron a ser objeto de investigación judicial.

También se suprimen en distintas zonas, como Bosende, áreas de suelo urbanizable no delimitado, que en su mayor parte se clasifican como suelo rústico, y se modifican algunas áreas de expansión de núcleos rurales. 

En conjunto se produce una reducción en la capacidad residencial máxima del PXOM, que preveía un municipio de hasta 300.000 habitantes. El gobierno local no concretó en cuánto se reduce esa edificabilidad en el nuevo documento, que asegura que ha sido consensuado con la Xunta. No obstante, esta tendrá que emitir un informe en el plazo de tres meses desde que reciba el documento tras la aprobación de este en el pleno.

En aplicación de lo establecido por el Dirección Xeral de Ordenación do Territorio e Urbanismo de la Xunta, también se suprimen o reduce la superficie de algunos sectores de suelo industrial o de actividad económica, por ejemplo, en San Lázaro.