El PP divide a la coalición PSOE-BNG con la ampliación de la Protectora

El BNG votó a favor de una moción popular en la que se pedía que la Diputación, el Concello y la Xunta, administración que hasta ahora no estaba en la ecuación, impulsen de forma urgente la ampliación del albergue en Muxa. La misma propuesta será debatida este jueves en el pleno de la ciudad de Lugo
Un perro en en una protectora. RAFA FARIÑA
photo_camera Un perro en la Protectora de Animales. EP

El PP logró el apoyo del BNG en la Diputación de Lugo en la moción que este martes defendieron los populares para recuperar el proyecto de ampliación de la Protectora en su actual ubicación (Muxa) y para que la Xunta se implique económicamente. Los populares provocaron así la división del gobierno provincial de coalición, ya que el PSOE votó en contra, y está por ver qué sucederá en el Concello este jueves, cuando se debatirá exactamente la misma propuesta.

Los populares plantean que la obra sea financiada por Concello, Diputación y Xunta. Tras el pleno recordaron que en los presupuestos municipal y provincial de 2024 no figuran partidas para ella y que, en el Concello, nacionalistas y socialistas rechazaron una enmienda para destinar una partida a ese fin. Aunque lo cierto es que tampoco en el Orzamento de la Xunta de este año hay reserva específica para esta obra, tal como recalcaron este martes los socios del gobierno provincial.

El sentido del voto emitido por los nacionalistas sorprendió porque no solo supone un cambio de posición respecto a la que viene manteniendo en el Concello sino incluso por cómo se desarrolló el debate. La diputada Iria Castro defendió el compromiso de la Diputación en la ampliación y la mejora de las instalaciones de la Protectora, acusó al PP de "manipular" y afeó a los populares que la contribución económica de la Administración autonómica al albergue sea de 19.000 euros al año, frente a los 224.161 euros que ponen los concellos. La Diputación aporta 40.000 y los costes de funcionamiento de la Protectora ascendieron en 2022 (último año cerrado) a 370.346 euros.

El albergue lleva años con unas instalaciones muy viejas y pequeñas en relación al número de animales que cuida, que va en aumento, y además están sin legalizar. Con la llegada de Elena Candia al Concello de Lugo, el PP se involucró en este asunto y, tras analizarlo, planteó retomar el proyecto de ampliación de la Protectora en su actual ubicación. Además, Candia comprometió el apoyo económico de la Xunta para que las obras sean financiadas por las tres administraciones a partes iguales. 

El PP busca agilizar una solución al albergue, frente a la idea que viene defendiendo el gobierno de la ciudad de rehabilitar para ese fin el antiguo matadero municipal de San Xoán de Pena, un proyecto bastante más caro. El ejecutivo local es, junto a la Protectora, el impulsor del proyecto de mejora de esta y, como administración local, responsable del cumplimiento de la Ley de Bienestar Animal.

El plan inicial era ampliar la Protectora en Muxa, en una finca colindante cedida por la Diputación. Esta era quien iba a financiar la obra y llegó a contratarla. Después tuvo que dar marcha atrás ante la falta de permiso de la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil así como de licencia municipal. 

La Hidrográfica debe autorizar el proyecto porque por el lugar pasa un regato, tal como informó en 2019. Recientemente, informó que, con una reformulación del proyecto, este podría ser autorizado en alguna otra parte de la finca. "A Protectora ten unhas instalacións indignas e hai que amplialas2, concluyó el portavoz popular, Antonio Ameijide.

La falta de espacio y las deficitarias condiciones en las que viven perros y gatos en la Protectora llevó al PP a involucrarse en la búsqueda de una solución a un problema que acapara la atención de muchas personas. Por un lado, cada vez hay más sensibilidad ciudadana en relación a los animales y, por otro, esas mayores exigencias de cuidados y de recursos públicos a ellos, también generan incomprensión.

¿Una solución más rápida?

El PP —y parece que ahora también el BNG— cree que la ampliación del albergue en Muxa es una solución más rápida, barata y eficaz, por la existencia de más espacio libre, que acondicionar el antiguo matadero de la ciudad. En 2018, el proyecto de Muxa estaba valorado en cerca de 300.000 euros. El anteproyecto de San Xoán de Pena asciende a un millón de euros. El Concello optó a fondos europeos para él, pero de momento no los consiguió.

La misma moción que se debatió este martes en la Diputación se abordará este jueves en el pleno del Concello de Lugo, donde PSOE y BNG tendrán que volver a posicionarse.

Comentarios