Porta Miñá mostrará la cloaca romana y el uso del auga en Lucus Augusti

Esta es la principal canalización romana y su peculiaridad es que es muy posterior a la creación de la ciudad. Tiene unos 1,50 metros de alto y será la primera que se vea en Galicia
La cloaca romana en el sótano de la sala Porta Miñá. VICTORIA RODRÍGUEZ
photo_camera La cloaca romana en el sótano de la sala Porta Miñá. VICTORIA RODRÍGUEZ

La empresa Resconsa, con el arquitecto Antonio de Vega como director de obra, inició la restauración de los aproximadamente ocho metros de cloaca romana que alberga el sótano de la sala Porta Miñá, donde fue hallada en 1994 en el marco de la adaptación del que había sido matadero municipal para centro de exposiciones.

Los trabajos durarán unos ocho meses y servirán para crear un espacio en el que se podrá ver la principal cloaca romana de Lucus Augusti y conocer cómo era todo el ciclo del agua en época romana. Será a través de paneles y de contenido audiovisual en el que se explicará cómo se abastecía la ciudad y cómo se deshacía de las aguas sucias. Será un espacio accesible a través de escaleras y ascensor y se acondiciona con cofinanciación europea, recordó la alcaldesa, Lara Méndez, durante una visita a la obra.

La cloaca salía de la ciudad por Porta Miñá y bajaba por O Carme, no se sabe si para confluir o no con la segunda gran canalización romana, la que salía por la actual Porta de Santiago, para desembocar en el Regueiro dos Hortos o en el Miño, algo que se desconoce.

El trozo de canal que se restaurará tiene unos 1,50 metros de alto y unos 0,60 de ancho y está llena de sedimento. Será retirado y se espera que aporte información sobre la vida romana y de épocas posteriores. Será la primera cloaca romana que se podrá ver en Galicia y además tiene una peculiaridad: es del siglo IV, es decir, posterior a la construcción de la muralla. Antes de esa fecha, las aguas sucias discurrían por canales en superficie al lado de las calzadas, algo impropio del urbanismo romano, explicó el arqueólogo municipal, Enrique González.

Del año 341 "ata hai dous días"

Se sabe que la cloaca es del siglo IV porque se halló una moneda acuñada entre los años 341 y 346 y funcionó "ata hai dous días", explicó el arqueólogo Enrique González. Todavía en época moderna algunas de las casas más antiguas del centro estaban conectadas con esta canalización, que actualmente se cree que recibe "aportes mínimos".

SAN FERNANDO. La alcaldesa defendió la apuesta de su gobierno por la puesta en valor del patrimonio pese a que las competencias en arqueología son ,recordó, de la Xunta, a la que volvió a reclamar el centro gallego de la romanización en San Fernando.

PATRIMONIO. El Concello espera permiso de Patrimonio para la reforma de la calzada y el jardín de O Carme y desde antes del verano trabaja en la Calzada da Ponte.

Comentarios