La Politécnica evalúa el uso de agua regenerada en los cultivos de regadío

Forma parte de un proyecto europeo de investigación, junto con Portugal, Andorra y Francia, financiado con 2,2 millones de euros
Cultivos
photo_camera Cultivos. INTERNET

La Escuela Politécnica Superior de Ingeniería del Campus Terra de la USC evalúa el uso de agua regenerada en cultivos de regadío del espacio Sudoe, tal y como se denomina la región formada por el territorio de la Península Ibérica, Principado de Andorra y sur de Francia, al amparo del proyecto I-ReWater.

Esta iniciativa europea de I+D+i aprobada en la última convocatoria Interreg Sudoe 2021-2027 cuenta con un presupuesto de más de 2,2 millones de euros, financiados en un 75% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder), y está promovida por un consorcio internacional formado por 16 socios, con los que colaboran otras 39 entidades asociadas.

El objetivo de "I-ReWater. Gestión sostenible de los recursos hídricos en la agricultura de regadío en el espacio Sudoe", un proyecto que echa a andar el próximo 19 de febrero en la Escuela Politécnica y cuyas investigaciones se prolongarán durante los próximos tres años, pasa por avanzar en la preservación de los recursos hídricos y en la optimización de sus usos, a fin de favorecer la adaptación al cambio climático y minimizar sus efectos, según indica Javier J. Cancela Barrio, profesor e investigador del grupo PROePLA de la USC que lidera este programa.

Las posibilidades que se abren al amparo de esta nueva investigación son múltiples, dado que, según se deriva de estimaciones ya realizadas, el empleo de agua regenerada en la agricultura de regadío podría implicar un ahorro del 10 por ciento de los recursos hídricos dedicados en la actualidad a tal fin, recuerda Cancela. El agua regenerada también aporta nutrientes a la tierra.

Comentarios