viernes. 20.05.2022 |
El tiempo
viernes. 20.05.2022
El tiempo

La Policía Local gana presencia en la calle y prepara un gran acto

Dos agentes, en el parque de Os Paxariños. SEBAS SENANDE
Dos agentes, en el parque de Os Paxariños. SEBAS SENANDE
El aumento de efectivos permite intensificar las patrullas a pie por zonas peatonales y la Praza Maior acogerá una formación policial el 24

El paulatino regreso a la normalidad tras las restricciones de la pandemia y el aumento de la plantilla están favoreciendo una mayor visibilidad de la Policía Local en la calle. La presencia de agentes recorriendo calles del casco histórico a pie no ha pasado desapercibida para algunos ciudadanos, ya que ese era uno de los déficits que se viene achacando al servicio desde hace años.

La Policía Local trabaja para ser más visible día a día y también en fechas solemnes, como será el día 24, festividad de las policías locales de Galicia. Habrá una formación policial en la Praza Maior, delante del Concello, un acto que lleva sin celebrarse desde 1995, a raíz del conflicto que había en ese momento con el gobierno local.

Después de ese vinieron otros, pero en 2019, una vez logradas mejoras laborales, el gobierno y los agentes recondujeron la relación y la Policía Local inició una nueva etapa de trabajo, que se ve favorecida por la disposición de más medios. El servicio pasó de tener menos de cien agentes en 2019, debido a jubilaciones, a bajas y a la falta de convocatorias para la cobertura de plazas durante años, a 118 en este momento, aunque la plantilla (140 puestos) sigue lejos de estar completa.

El objetivo es ir cubriendo vacantes en los próximos años, ya que los recientes ascensos de oficiales e inspectores dejaron puestos libres. La Policía se está dotando de más personal y también de estructura de mandos. Recientemente, el responsable del cuerpo, Jesús Piñeiro, tomó posesión como primer intendente, un puesto que a Lugo le corresponde como capital de provincia y que estaba creado pero nunca hasta ahora se había dotado.

El mayor número de agentes permite intensificar su presencia en la calle y, por ejemplo, se han incrementado los filtros de seguridad vial, ahora muy habituales también por el día y en cualquier vía. También ha aumentado la vigilancia nocturna, con denuncias de actos incívicos como orinar en la calle, y el control a locales de hostelería que incumplen horarios o son escenario de tráfico de drogas y de violencia.

Sin embargo, todo ello no impide que en la ciudad esté asentada la sensación de que estos y otros problemas de la noche han crecido, seguramente porque a menudo muchas de esas denuncias no tienen más consecuencias que multas, que no siempre se acaban cobrando. Es lo que sucede con los gorrillas del Hula. Los controles y las denuncias son semanales, pero no sirven para frenar la actividad, que con la normativa actual no está considerada más que una infracción de la seguridad vial. Con todo, la Policía no ceja en su empeño de dejarse notar y las patrullas en moto y a pie por zonas peatonales y espacios concurridos, como plazas como la de A Milagrosa, ayudan a ello.

Cuando la Policía solo caminaba
La Policía Local de Lugo, en sus inicios Guardia Municipal, cumplió el 1 de abril 160 años. Echó a andar en 1862 con un jefe que percibía 8 reales diarios y fue evolucionando y adaptándose a las nuevas necesidades. Ahora, con más medios, intenta intensificar su presencia en la calle, algo que durante mucho tiempo fue su razón de ser.

"Non había oficinas". Claudio Castro, hijo de de un policía que ejerció en la posguerra, recordaba en 2012, con motivo de un homenaje a expolicías, cómo su padre debía dar lustre a unas botas que hacían quilómetros por la ciudad si no quería ser amonestado. "Entonces no había oficinas", relataba Castro a este periódico en 2012.

Sin suelas en ocho meses. No hay que irse tan lejos para señalar las patrullas a pie de la Policía Local. Un exagente, que ejerció hace varias décadas, recuerda cómo en sus servicios recorría la ciudad de norte a sur. "En ocho meses me quedé sin suela en las botas", cuenta. Hoy, como otros ciudadanos, echa en falta más policía a pie en la calle, que vigile desde el acceso de coches a zonas peatonales a transeúntes indispuestos y tirados en bancos.

El servicio condecorará por primera vez a compañeros y a personal externo

La Policía Local entregará por primera vez en sus 160 años de historia condecoraciones a miembros del cuerpo y a personal externo, entre ellos, compañeros de otras fuerzas de seguridad de la ciudad. La entrega tendrá lugar en una acto institucional que se celebrará en el MIHL, con invitados de distintos estamentos de la sociedad lucense.

La posibilidad de dar este tipo de reconocimientos está recogida en el reglamento municipal de la Policía Local, aunque hasta el momento nunca se había hecho uso de esta disposición.

Este servicio de seguridad ciudadana poco tiene que ver con aquella primera guardia municipal de 1862, donde los guardias cobraban 5 reales y el jefe 8 y el servicio nocturno contaba con escopetas y lanzas.

En cuanto a la uniformidad, formada por levita y sombrero apuntado, entre otras prendas, los guardias disponían de elementos propios además de los facilitados por el Concello.

MEDIOS. La falta de material, desde uniformes a vehículos, fue una constante en muchos momentos. El primer grupo de motoristas de la Policía lucense se creó en 1963 y un exagente que ejerció hace un par de décadas recuerda cómo las entonces llamadas unidades de policía de barrio iban hasta Abella y Garabolos a pie, hasta que fueron dotadas de motos.

"Éramos conocidos por la gente. Asistíamos en accidentes, en caídas... Cada patrulla tenía asignadas las entradas y las salidas de dos o tres colegios. Ibas de uno a otro en moto en unos minutos", cuenta hoy.

El refuerzo de la vigilancia en entornos escolares es otra de las acciones que está potenciando el cuerpo de seguridad desde hace meses, aunque no en la medida en que muchas familias desearían. Otras, en cambio, sacan provecho para hacer un uso inadecuado del vehículo en las zonas próximas a los centros educativos.

La Policía Local gana presencia en la calle y prepara un gran acto
Comentarios