sábado. 28.05.2022 |
El tiempo
sábado. 28.05.2022
El tiempo

La Policía Local estrena equipos PDA y tramita en Lugo unas 2.200 sanciones en mes y medio

La Policía Local dispone actualmente de 40 equipos PDA, con sus respectivas impresoras. SEBAS SENANDE
La Policía Local dispone actualmente de 40 equipos PDA, con sus respectivas impresoras. SEBAS SENANDE
Este dispositivo sustituye al boletín de papel y permite detectar más infracciones en materia de seguridad vial

La Policía Local de Lugo dio un paso más en el uso de las nuevas tecnologías y estrenó hace un mes y medio sus nuevos equipos PDA, con los que ya tramitó cerca de 2.200 multas por distintas infracciones de tráfico, desde estacionamientos inadecuados hasta alcoholemias positivas y excesos de velocidad.

Con estas herramientas de última generación, los agentes pueden tramitar una multa en cuestión de segundos, una noticia terrible para los infractores, pero aplaudida por los lucenses que sufren a diario a los conductores insolidarios, los que incumplen las normas ignorando el peligro y el trastorno que le ocasionan al resto de la ciudadanía.

Parar en la mitad de un carril de circulación con los intermitentes puestos, entorpecer el acceso a un garaje, ocupar sin motivo una zona de carga y descarga, rebasar un semáforo en rojo o superar los límites de velocidad siguen siendo conductas habituales que los agentes tienen la obligación de atajar y que ahora combaten de un modo mucho más ágil gracias a las PDA. "Se trata de una app de gestión de multas que permite la grabación de boletines desde dispositivos móviles y que está integrada con el sistema de información tributario y sancionador municipal", explican.

Esta intercomunicación implica que la denuncia que se graba en el dispositivo móvil queda inmediatamente registrada en el sistema informático del negociado de multas por medio de una conexión on line. Y si en un momento determinado falla la cobertura del dispositivo, la denuncia queda almacenada a la espera de que se restablezca la conexión, por lo que no es necesario repetir el trámite.

Jesús Piñeiro Santos: "Estamos detectando muchos vehículos que circulan sin seguro, sin ITV o dados de baja"

Esta comunicación bidireccional evita que los agentes tengan que grabar sus denuncias a mano en el sistema cuando regresan a la sede policial -con el consiguiente ahorro de tiempo-, pero donde realmente ganan agilidad es en el registro de los datos, ya que se introducen de forma intuititva con un gesto tan simple como fotografiar la matrícula del vehículo.

"Cuando observamos un estacionamiento inadecuado, o cuando le damos el alto a un conductor por una infracción, lo primero que hacemos es fotografiar la matrícula con el dispositivo y ya nos aparece de forma automática toda la información actualizada sobre el titular y sobre el vehículo. Sabemos al momento si la persona tiene el carné en vigor o no, si ha pasado la ITV o si dispone de seguro obligatorio, entre otros datos", explican, "a continuación marcamos la infracción o infracciones detectadas y ya se tramita la denuncia al instante".

Este volcado automático de los datos es posible gracias a un servicio web denominado Atex 5, que permite la interoperabilidad con la Dirección General de Tráfico. De este modo, se evitan además errores de transcripción, ya que los agentes no tienen que escribir nada en los dispositivos. Y tampoco queda ninguna duda sobre el lugar en el que se cometió la infracción, ya que al tramitar la denuncia se utiliza un sistema de geolocalización y se hace constar el código de la calle en la que se impone la sanción.

Además, la aplicación permite asociar hasta cinco fotografías de la infracción -al igual que archivos de voz e incluso vídeos- que el agente puede aportar al expediente electrónico si lo estima oportuno. "La imagen de la infracción queda vinculada al expediente sancionador y se incluye en la notificación de la denuncia", apuntan.

La descarga automática de datos evita errores de transcripción y el lugar de los hechos se indica con un código de geolocalización

La Policía Local destaca que este sistema es "totalmente transparente", ya que además ofrece al denunciado la posibilidad de consultar la fotografía de la infracción en cualquier momento a través de un sencillo trámite en la oficina virtual tributaria.

IMPRESORAS. Cada uno de los equipos PDA con los que cuenta actualmente la Policía Local de Lugo-un total de 40 dispositivos- va acompañado de una impresora de pequeño tamaño, con conexión inalámbrica. "Estas impresoras permiten que se imprima la notificación de la denuncia en el acto, así como la carta de pago, facilitando al infractor el cumplimiento de sus obligaciones", explican los agentes.

El ciudadano que recibe la sanción puede abonarla ya a partir de ese momento en una entidad bancaria, a través de una TPV virtual o en un cajero automático. "Abonar la multa no implica necesariamente aceptar la sanción. Puede pagarse y posteriormente recurrirse", aclaran.

Tal y como apuntan desde la jefatura, con la denuncia que tramitan los agentes se imprime además el texto normativo que se está aplicando en cada caso concreto, de modo que el afectado tenga claro el motivo de la sanción y las consecuencias legales de la infracción que ha cometido.

La PDA permite adjuntar al expediente electrónico fotos, vídeos y audios. Las multas se pueden imprimir y entregar en el acto

"Nuestro trabajo", explican los agentes, "es ahora mucho más efectivo, ya que no se pierde tiempo en escribir las denuncias y en digitalizar después los expedientes. Desde su PDA, cada agente puede tramitar la sanción y también consultar los expedientes que tiene pendientes de ratificar y finalizarlos. Además, el sistema permite también introducir la firma del agente testigo. Es un gran avance que contribuye a optimizar los medios de los que disponemos".

Las nuevas PDA, que suponen el fin de bolígrafo y del boletín de papel, se han convertido ya en el mejor asistente personal de los agentes y en el temido enemigo de los infractores, especialmente de quienes intentan eludir la multa con excusas falsas. "Cuando el conductor que ha cometido una infracción ve que ya tenemos todos sus datos, y los de su vehículo, suele asumir su culpa", señalan. Y es que llevarle la contraria a las nuevas tecnologías suele ser una guerra perdida de antemano.

REFUERZO. La adquisición de las nueva PDA es una de las medidas adoptadas por el Concello en su apuesta por dotar de más medios y reforzar a la Policía Local. El cuerpo suma actualmente 125 agentes, después de que el pasado 28 de mayo tomaran posesión 16 nuevos efectivos en un acto en el consistorio que contó con la presencia de la alcaldesa de Lugo, Lara Méndez, y el inspector jefe de la Policía Local, Jesús Piñeiro.

El parque móvil del cuerpo también se ha ido incrementando en los últimos años, alcanzando en la actualidad un total de 24 vehículos, entre los que se incluyen 16 coches -de las marcas Ford, Seat y Toyota- y ocho motos. Los agentes disponen de siete turismos, dos todoterrenos, dos coches camuflados, un furgón de atestados y cuatro híbridos. Los últimos vehículos que estrenaron los agentes llegaron a la jefatura a principios del pasado de abril y están equipados con medios como tablet de acceso a la base de datos y a la gestión de multas.

¿Son necesarios tantos controles?

POLICÍA LOCAL NUEVAS PDAs.

Abonar una multa de tráfico no es plato de buen gusto y a cualquier infractor le suelen parecer injustas las consecuencias de sus actos. De hecho, achacar a los controles de tráfico un afán recaudatorio está a la orden del día y las críticas a los policías son frecuentes. Sin embargo, cuando un conductor circula a 100 kilómetros por hora en una vía limitada a 30 y atropella a un peatón, o cuando un piloto ebrio provoca un accidente mortal, muchos ciudadanos se preguntan dónde estaban lo agentes que tendrían que haber sacado a estas personas de la carretera.

En la capital lucense, los filtros de seguridad vial se han ido incrementando de forma considerable a lo largo de los últimos años y la Policía Local tiene claro su cometido: mientras se detecten infractores, se necesitan controles. Solo en lo que va de año, los agentes montaron más de un centenar de dispositivos, tanto de detección de alcohol y drogas como de velocidad —101 a fecha de 17 de junio— y denunciaron a 225 personas, lo que se traduce en una media que supera los 37 infractores al mes, únicamente por consumo de alcohol o drogas y exceso de velocidad. Los agentes también denunciaron a otros siete conductores que se negaron a someterse a las pruebas.

Estos conductores pusieron en riesgo a muchos lucenses, ya que 127 circulaban a una velocidad excesiva, 76 conducían un vehículo bajo los efectos del alcohol y otros 15 se pusieron al volante de un turismo tras haber consumido algún tipo de sustancia estupefaciente. Algunos de ellos se vieron implicados en accidentes de circulación que afortunadamente se saldaron sin consecuencias graves.

ACCIDENTES. Uno de los últimos siniestros de esta características se produjo en la madrugada del pasado 16 de mayo, cuando dos chicas sufrieron únicamente heridas de carácter leve tras sufrir un brutal accidente de tráfico en la zona del campus de Lugo. La conductora, una lucense de 21 años que cuadruplicó a tasa en la prueba de alcoholemia, perdió completamente el control del vehículo, que se desplazó varios metros, colisionando contra todo lo que encontraba a su paso. El coche acabó empotrado en el edificio de los laboratorios de la facultad de Ciencias y las dos ocupantes tuvieron que ser excarceladas por los efectivos de bomberos.

Recientemente, otro conductor que circulaba en zigzag por la Rúa das Artes, justo por delante de la jefatura de la Policía Local, dio positivo en varias drogas, cocaína, THC (cannabis) y MDMA. Los agentes lo denunciaron y le inmovilizaron de inmediato el vehículo. Estos conductores son tan solo dos ejemplos del riesgo que entraña conducir en condiciones inadecuadas y sin cumplir a rajatabla las normas de circulación.

Y además de los positivos en alcohol y drogas y de los excesos de velocidad, en los controles realizados en lo que va de año, en los que se controlaron más de 3.500 vehículos, los agentes de la Policía Local detectaron otras muchas irregularidades en materia de tráfico. Tal y como confirma el jefe del cuerpo, Jesús Piñeiro, "se están detectando bastantes vehículos que circulan sin seguro, sin ITV o dados de baja, lo que supone un riesgo importante para la seguridad vial", comenta.

Además de denunciar a los infractores, los agentes les retiran de inmediato el vehículo como medida de prevención, asegurando así que el turismo no sigue circulando y poniendo en peligro a los demás usuarios de las vías.

La Policía Local estrena equipos PDA y tramita en Lugo unas 2.200...
Comentarios