domingo. 20.10.2019 |
El tiempo
domingo. 20.10.2019
El tiempo

La Policía Local detecta a las 5.30 horas bares abiertos que debían cerrar a las 3.30

Copas en un bar. ARCHIVO
Copas en un bar. ARCHIVO

Llevó a cabo un dispositivo de vigilancia en zonas de movida nocturna como Camiño Real

La Policía Local detectó durante el pasado fin de semana varios locales de ocio nocturno que excedían el horario legal de cierre o incumplían otras normas de funcionamiento, como el uso de equipos de reproducción musical o la emisión de ruidos por encima del nivel permitido.

Los agentes detectaron establecimientos infractores en varias zonas de la ciudad, como Camiño Real y su entorno, Acea de Olga y Salvador de Madariaga, en las proximidades de la Comandancia de la Guardia Civil.

En Camiño Real y algunas calles adyacentes, los policías levantaron actas de infracción a varios locales por exceder el horario de cierre y por tener música sin autorización hasta altas horas de la madrugada. La Policía detectó locales del grupo 1 (cafeterías) que estaban abiertas al público a las 5.30 horas, cuando su hora de cierre son las 3.30 horas. Además, tenían en funcionamiento equipos de reproducción musical, cuando este tipo de locales los tienen expresamente prohibidos. Esta es una de las zonas que en los últimos tiempos acumula más quejas por ruidos y altercados relacionados con la movida nocturna.

Los agentes también detectaron infracciones en Salvador de Madariaga y controlaron horarios y ruidos en Acea de Olga

El cuerpo de seguridad local también controló el horario de cierre y posibles ruidos generados por establecimientos de hostelería en varias calles, en concreto, en la Avenida de Magoi, en Campos Novos y en Estrada da Granxa.

En la zona de Salvador de Madariaga, los agentes levantaron varias actas de infracción por colocación de equipos audiovisuales en espacio de retranqueo y por incumplimiento de la orden de suspensión de funcionamiento de equipos musicales.

Lo que dice la ley
La nueva Lei de Espectáculos Públicos e Actividades Recreativas de Galicia, que entró en vigor el 2 de enero de 2018 tras su publicación en el Diario Oficial de Galicia (DOG), califica como infracción grave el incumplimiento de los horarios de cierre de los establecimientos públicos. La normativa autonómica prevé sanciones económicas que pueden ir desde 301 a 30.000 euros, suspensión o prohibición de la actividad durante un periodo máximo de un año o clausura del establecimiento por un periodo máximo de un año.

En esta ocasión, la Policía Local no llevó a cabo inspecciones en los establecimientos situados en el entorno de la catedral, donde en otras ocasiones también detectó incumplimientos.

 

La Policía Local detecta a las 5.30 horas bares abiertos que debían...
Comentarios