lunes. 21.10.2019 |
El tiempo
lunes. 21.10.2019
El tiempo

El policía acusado tras un atropello mortal "lamenta" el suceso y acepta una multa

Dos policías locales patrullan por la Praza Maior de Lugo. XESÚS PONTE
Dos policías locales patrullan por la Praza Maior de Lugo. XESÚS PONTE
El fiscal pedía dos años de cárcel, pero el acusado llegó a un acuerdo con la familia de la víctima y pagará 900 euros de sanción

El agente de la Policía Local de Lugo acusado de un atropello mortal, ocurrido hace ya tres años, fue condenado este martes a pagar una multa de 900 euros como autor de un delito de homicidio por imprudencia en su grado más leve.

El fiscal solicitaba inicialmente dos años de cárcel, mientras que la acusación particular -ejercida por familiares de la fallecida- elevaba la petición a tres años. Sin embargo, las partes alcanzaron un acuerdo de conformidad y fijaron una condena de seis meses de multa con cuota diaria de seis euros, por lo que el acusado se limitó a reconocer los hechos y ya no tuvo que prestar declaración en la vista.

Aun así, a través de su defensa -ejercida por el abogado lucense José Soto López- el policía quiso mostrar su pesar por lo sucedido. "Lo primero que quiero manifestar, en nombre del acusado, es sentir los hechos que ocurrieron y lamentar la pérdida de una vida humana. Se trató de un lamentable accidente y por eso se llegó a un pacto entre la Fiscalía, la acusación y la defensa. Queremos agradecer la comprensión de todas las partes en este caso", apuntó el letrado.

El conductor no vio a la anciana y la arrolló, ocasionándole lesiones "muy graves", consistentes en el "traumatismo de múltiples vasos sanguíneos del tórax"

ATESTADOS. Tal y como quedó recogido en el escrito de acusación del ministerio público, el atropello se produjo sobre las dos del mediodía del 8 de agosto de 2016. Ese día, el acusado estaba de servicio y se subió a un furgón de atestados "que se hallaba irregularmente estacionado en la intersección entre la Rúa Pontevedra y la Rúa do Freixo, situado encima de la acera y ocupando parcialmente el paso de peatones".

El agente, "sin tomar las mínimas precauciones exigibles", inició una maniobra "antirreglamentaria" de marcha atrás, "sin corroborar que podía realizarla con seguridad para terceros, al no hacer uso del sistema óptico y acústico reglamentario ni adoptar las medidas precisas para cercionarse de la inexistencia de peatones, dado que el vehículo policial carece de espejo retrovisor interior".

Justo en el momento en el que el agente inició la maniobra de marcha atrás, una octogenaria cruzaba por el paso de peatones y se vio obligada a rodear el furgón policial por fuera del paso, "precisamente", aclaró el fiscal, "por el obstáculo que éste suponía para acceder a la acera, unido a la existencia en el lugar de un poste de luz y de una señal vertical de entrada prohibida".

El conductor no vio a la anciana y la arrolló, ocasionándole lesiones "muy graves", consistentes en el "traumatismo de múltiples vasos sanguíneos del tórax". La mujer fue trasladada con vida en ambulancia hasta el Hospital Universitario Lucus Augusti, pero su estado era de tal gravedad que los sanitarios no pudieron hacer nada por salvarla y finalmente falleció sobre las tres y media de la tarde.

El agente fue acusado de un delito de homicidio por imprudencia, que se resolvió este martes en la Audiencia Provincial de Lugo en una vista en la que el acusado contó con el apoyo de muchos de sus compañeros.

El policía acusado tras un atropello mortal "lamenta" el suceso y...