Viernes. 16.11.2018 |
El tiempo
Viernes. 16.11.2018
El tiempo

El plan municipal de roza llega a ocho parroquias más

El edil de medio rural supervisando las tareas de desbroce. EP
El edil de medio rural supervisando las tareas de desbroce. EP

Las vías de 24 ya han sido despejadas de maleza, según el Concello

El plan municipal de roza seguirá aplicándose estos días en otras ocho parroquias. El concejal de deportes y medio rural, Miguel Fernández, explicó el martes que en estos momentos se está trabajando en las parroquias de San Salvador de Muxa y en Poutomillos y que, en los próximos días, las brigadas harán lo propio en San Mamede dos Anxos, Coeo, Bascuas, Bacurín e Santa María Alta.

Según el repaso que hizo el martes, el plan para despejar de maleza las vías de las parroquias rurales está ejecutado al cincuenta por ciento de sus objetivos. En conjunto, se limpiaron ya las carreteras de 24 parroquias y, en total, está previsto actuar en 54.

Fernández indicó que las brigadas municipales ya limpiaron las vías de Tirimol, Calde, Soñar, Pías, Coeses, Monte de Meda, Torible, Meilán, Piugos, Prógalo, Saa, Recimil, Castro (Conturiz), Bóveda, Camoira, Gondar, Santa María de Muxa, Ombreiro, Lamas, Adai, Bocamaos, O Burgo, San Román e Santa Comba.

Recordó que el gobierno municipal destina 98.000 euros al plan de roza, una medida que se toma cada año y que tiene el objetivo de "mellorar tanto as comunicacións como a seguridade viaria e a comodidade dos conductores, ademais de previr incendios, o que en definitiva é mellorar a calidade de vida da veciñanza que vive no rural".

Las tareas dieron comienzo en julio y movilizaron a 8 tractores y a una docena de operarios.

El plan de roza pretende poner a punto las carreteras, especialmente en puntos donde la maleza invade las vías, impidiendo a veces la correcta visibilidad y reduciendo la seguridad al invadir los arcenes.

Entre las quejas de algunos usuarios de esas carreteras, también se encuentra el hecho de que a veces las malas hierbas llegan a tapar las señales de tráfico o incluso casi a cubrir marquesinas de autobús. En otros puntos donde estos paran en algunos arcenes, el hecho de que la maleza los invada, impide que los viajeros esperen su llegada con normalidad.

El Concello tiene intención de acabar con el plan de roza durante el verano.

El plan municipal de roza llega a ocho parroquias más
Comentarios