jueves. 14.11.2019 |
El tiempo
jueves. 14.11.2019
El tiempo

Pizarras con riesgo de caída a la vía no pueden fijarse por falta de Policía Local

Rúa Nova. AEP
Rúa Nova. AEP

El gabinete de Tráfico informó de que no hay mando para autorizar el uso de un camión

La falta de mandos en la Policía Local tiene más consecuencias para la ciudad que las relacionadas con la seguridad. El gabinete de Tráfico, que se quedó sin jefe el mes pasado porque el inspector se jubiló, informó este viernes a un vecino de que no podía autorizarle a entrar con un camión-cesta en el casco histórico para limpiar un canalón y fijar dos pizarras de la cubierta de un edificio que están desprendidas y que podrían caer a la vía pública.

El personal de la unidad informó de que esta depende de un responsable para fiscalizar y conformar el trabajo que realizan los policías que están a su mando y que la ausencia de este hace que no se pueda dar autorización.

El vecino presentó la solicitud el 21 de diciembre. En ella informaba de la urgencia de llevar a cabo el desatasco del canalón, antes de que llueva, y de fijar las pizarras, por el riesgo de que estas caigan a la vía pública. Días después reiteró la petición para llevar a cabo el trabajo, que no duraría más de 30 o 45 minutos y para el que mostraba disponibilidad horaria.

El gobierno prepara el decreto para nombrar jefe de la Policía al oficial más antiguo al no conseguirlo con los inspectores

Las competencias del responsable del gabinete de Tráfico podrían ser asumidas por el jefe de la Policía Local, pero se da la circunstancia de que tampoco hay esta figura desde hace semanas por las vacaciones previas a la jubilación del titular, que esta semana comunicó que está de baja médica. El gobierno intentó nombrar jefe provisional, pero de momento no lo consiguió por jubilaciones y bajas de los inspectores propuestos.

Detrás de esta circunstancia podría estar la presión que la Policía está ejerciendo para que el gobierno apruebe la nueva RPT antes de marzo, cuando hay elecciones sindicales y la correlación de fuerzas entre los partidarios y los detractores del documento, que recoge una subida salarial para la Policía, puede cambiar.

La alcaldesa se reunió este viernes con miembros de CSIF, el sindicato mayoritario en la Policía y que más presión ejerce, a los que reiteró la voluntad del gobierno de aprobar la RPT cuanto antes y la imposiblidad de hacerlo sin los informes técnicos, alguno de los cuales se está tramitando.

Paralelamente, el gobierno preparaba este viernes otro decreto para nombrar jefe de la Policía, de forma temporal, al oficial más antiguo de la plantilla, una posibilidad que recoge la Lei de Coordinación de Policías Locais de Galicia cuando no hay miembros de la escala facultativa disponibles. Además de mandos, la Policía tiene una gran carencia de efectivos, un problema de más lenta solución porque los procesos selectivos, que apenas se han iniciado, llevan tiempo, y que se agudiza por las bajas médicas.

Pizarras con riesgo de caída a la vía no pueden fijarse por falta...
Comentarios