Los piquetes cortan varias vías en Lugo en el inicio de la huelga del transporte

La Guardia Civil precisa que no hubo que lamentar incidentes este lunes durante las primeras horas del parón, que está teniendo un seguimiento "muy bueno" entre los trabajadores lucenses del sector
Una patrulla de la Guardia Civil escolta a varios camiones en O Ceao, en una imagen de archivo. AEP
photo_camera Una patrulla de la Guardia Civil escolta a varios camiones en O Ceao, en una imagen de archivo. AEP

Piquetes de la huelga en el sector del transporte que comenzó la medianoche de este jueves han cortado este mediodía dos accesos a la Autovía del Noroeste (A-6) desde sendas áreas industriales en la ciudad de Lugo, según la información facilitada por el Subsector de Tráfico de la Guardia Civil.

De acuerdo con la información facilitada, un grupo de piquetes, que se distinguen porque llevan vestidos chalecos amarillos, han cortado el acceso a la Autovía del Noroeste en A Campiña, concretamente en el kilómetro 82 de la carretera Nacional 640.

También cortaron el acceso a la A-6 a la altura del kilómetro 500 de la autovía, concretamente en el enlace con el Polígono Industrial de O Ceao.

A primera hora de esta mañana cortaron otro de los accesos al polígono de O Ceao, a través de la Rúa Benigno Rivera, y provocaron importantes retenciones en la carretera Nacional VI a su paso por la ciudad de Lugo, donde esta calzada casi funciona como una vía de circunvalación.

Fuentes de la Guardia Civil, que desplegó en la zona un número importante de efectivos, precisaron que no hubo que lamentar incidentes, más allá de las molestias ocasionadas por las retenciones a los conductores que a esa hora punta se dirigían a Lugo, a la ciudad o al parque empresarial.

Tampoco hubo que lamentar incidentes de importancia en los dos cortes que realizaron a mediodía los piquetes, ni en A Campiña ni en la salida de O Ceao.

El portavoz de la Plataforma en Defensa del Sector del Transporte de Mercancías por Carretera Nacional e Internacional, Manuel Hernández, aseguró que el seguimiento de la huelga por parte de los transportistas de Lugo está "siendo muy bueno".

Además, recordó que la subida del precio del gasóleo también afecta "al sector ganadero", uno de los pilares de la economía provincial, "y nos están apoyando, porque saben que también tienen que movilizarse para salvar a sus familias".

En declaraciones a Efe, Hernández dijo que "aquellos que de verdad realizan el trabajo, aquellos que ponen el dinero y el esfuerzo, no pueden verse indefensos cuando grandes comercializadores vienen a ponerle precio a su trabajo".

Por su parte, el vicepresidente de Tradime –una de las asociaciones de transportistas mayoritarias en Lugo–, José Fernández, matizó que este colectivo, en realidad, no está secundando "el paro" convocado por la plataforma, sino que ha asumido un "cese temporal de la actividad" a consecuencia del elevado precio del gasóleo.

"Nosotros hemos parado porque el precio del gasóleo ha derivado en una situación excepcional. Hablamos de una subida de sesenta céntimos de euro en quince días. Es una situación insostenible", dijo Fernández.

Recordó, además, que algunos de sus clientes, cuya actividad también depende del precio de la energía, han tomado la decisión de "paraR temporalmente" su actividad, lo que también facilita ese "cese temporal" que, en su caso, han asumido los transportistas.

Muchos conductores de Lugo decidieron llenar el depósito este domingo ante el riesgo de que el paro pueda afectar al abastecimiento de combustible

HUELGA. El sector del transporte inicia este lunes una huelga, en principio indefinida, que condicionará la actividad económica en Lugo y puede afectar al conjunto de los consumidores. De hecho, este domingo por ejemplo, se notaba ya una actividad en las gasolineras casi inusual en domingo y es que muchos conductores llenaban el depósito ante el riesgo de que el paro pueda afectar al abastecimiento de combustible.

El paro fue acordado el sábado en una asamblea extraordinaria de Tradime, que señaló que el imparable aumento de los precios del combustible hace económicamente insostenible su actividad. El propósito del paro es exigir al Gobierno la adopción de medidas para rebajar los costes del combustible, cuyo precio se ha incrementado un 92 por ciento el último año, advierte la patronal del sector.

En Lugo operan en torno a 3.000 camiones.

GALICIA. El paro en el transporte convocado por la Plataforma para la Defensa del Sector del Transporte de Mercancías por Carretera Nacional e Internacional –de la que se desmarcan las principales federaciones del país– ha dejado piquetes informativos en varios polígonos gallegos, entre otros los de: A Granxa, en O Porriño; O Ceao, en Lugo; Valladares, en Vigo; en Verín; en Mos y en el puerto de A Coruña. 

En declaraciones a Europa Press, el presidente de Apetamcor, José Manuel Rodríguez, explica que esta es la "asociación más grande" de Galicia, con 1.600 socios, de forma que el paro ha sido secundado por "más del 90%" de ellos ante el elevado coste de los combustibles. 

"Nos da igual la bandera", explica sobre esta convocatoria que apoya Apetamcor, pero de la que se ha desmarcado tanto el Comité Gallego de Transporte como Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC). Esta asociación, asentada en San Cibrao das Viñas (Ourense), tiene sedes en Santiago, O Porriño y Lugo. 

Cartel en un supermercado de Santiago. EP
Cartel en un supermercado de Santiago. EP

Precisamente, la pasada semana, el Comité Gallego de Transporte informaba que había acordado, "por mayoría", no secundar el paro promovido por "una autodenominada plataforma". Sobre esto, Rodríguez se queja de que en ese escrito no se hiciese constar que Apetamcor sí que apoyan la protesta, ya que "los socios quieren parar" porque "están perdiendo dinero" y ven mejor "no mover" sus camiones. 

Asimismo, en algunos supermercados gallegos se han podido carteles informativos sobre la imposibilidad de realizar repartos a domicilio este lunes por el paro de transportistas.

Comentarios