sábado. 11.07.2020 |
El tiempo
sábado. 11.07.2020
El tiempo

Pillan a un conductor en Lugo que iba a un estanco a 20 kilómetros de distancia

Control efectuado por la Policía Local en la Avenida de Ramón Ferreiro. XESÚS PONTE
Control efectuado por la Policía Local en la Avenida de Ramón Ferreiro. XESÚS PONTE
▶ Algunos lucenses recurren a la picaresca para intentar eludir estos días los controles policiales

Control de la Benemérita en un cruce de carreteras en el entorno del municipio de Lugo. Los agentes le dan el alto a un conductor. Le preguntan a dónde se dirige. Este responde que va a comprar tabaco a un estanco que está a unos 20 kilómetros de distancia. Los guardias civiles le ordenan que dé la vuelta y que se dirija a otro que solo está a seis kilómetros.

Esta es una de las disculpas que reciben estos días las fuerzas del orden por parte de algunos lucenses que intentan echar mano de la picaresca porque se resisten a cumplir con el confinamiento decretado en el estado de alarma.

El pasado fin de semana a una pareja lucense le salió caro salir de casa para ir a llenar el depósito de combustible de su vehículo. La patrulla de la Benemérita que le dio el alto multó a los dos porque solo podía viajar uno en el turismo. La sanción, que fijará la Subdelegación del Gobierno de Lugo, será probablemente de 601 euros, la mínima por cometer una infracción grave. Ese importe se puede ver reducido a la mitad por pronto pago.

Los conductores a los que los agentes le dan el alto en la zona rural les suelen explicar que van a cuidar de un familiar que es una persona mayor o a dar de comer al ganado. Ir a la compra, la farmacia o el estanco, junto con el desplazamiento al lugar de trabajo, son otros de los frecuentes argumentos que aducen.

Leer más: Desalojan dos fiestas en pisos de Lugo en pleno confinamiento

Los guardias civiles solicitan el carné de identidad para comprobar cuál es su domicilio y a veces revisan si portan maletas en el vehículo por si en realidad se dirigen a una segunda vivienda, lo que no está permitido.

Los agentes han mostrado su malestar por las aplicaciones para teléfono móvil que siguen informando a los conductores en tiempo real de dónde se encuentran los controles policiales para evitar que se hagan estos días desplazamientos indebidos en vehículo.

TREINTA Y SIETE MULTAS. El pasado fin de semana la Policía Local impuso en Lugo 37 sanciones por infracciones graves a la Ley de Seguridad Ciudadana, que supondrán un importe de 601 a 30.000 euros.

Este cuerpo intensificó ayer los controles en las vías públicas de la capital lucense, como por ejemplo en la Avenida de Ramón Ferreiro, para que se cumpla con el confinamiento domiciliario.

La Policía Local ha detectado a ciudadanos que llevan debajo del brazo un periódico, que es de hace días

Aunque son más los responsables que se quedan en casa, las triquiñuelas también están al orden del día. Este cuerpo sancionó la semana pasada a un lucense que iba a una farmacia al centro desde Garabolos —tres kilómetros y medio de distancia—, cuando tiene cuatro o cinco por el camino.

Una de las situaciones con la que se encuentran las fuerzas del orden en la capital lucense es la del multicomprador, un vecino que sale cuatro veces al día de su domilicio para ir al supermercado, farmacia, panadería y estanco, en vez de hacerlo todo de golpe.

NO CUELA. La Policía Local ha detectado a ciudadanos que llevan debajo del brazo un periódico, que es de hace días, o que portan una bolsa con compra, pero que cuando le piden el tique de la tienda o lo han tirado o también es de jornadas anteriores.

El jefe de este cuerpo, el inspector Jesús Piñeiro, apunta que se enfrentan "a la picaresca de personas que quieren salir, pero no pueden" y advierte de que cuando pueden tiene que ser "en el radio de acción de su domicilio".

Pillan a un conductor en Lugo que iba a un estanco a 20 kilómetros...
Comentarios