lunes. 26.08.2019 |
El tiempo
lunes. 26.08.2019
El tiempo

Pilar de Lara: "Sentí pánico porque tenían, y aún tienen, una obsesión enfermiza contra mí"

Los acusados, en el juicio. SEBAS SENANDE
Los acusados, en el juicio. SEBAS SENANDE

La titular de instrucción 1 y la jueza Estela San José mantienen que dos agentes las intimidaron en un foro de guardias civiles, en el que ambas reconocieron que se registraron. Los acusados niegan las injurias y aluden a su "derecho de crítica"

"Sentí pánico porque tenían, y aún tienen, una obsesión enfermiza contra mí". Así de tajante se mostró este martes la titular del juzgado de Instrucción número 1 de Lugo en el juicio celebrado contra un agente de la guardia civil de la capital lucense y un exagente de Asturias, acusados ambos de injuriarla e intimidarla en un foro.

Según mantienen las acusaciones, De Lara no fue la única víctima de los agentes, ya que uno de ellos también habría vertido comentarios de la misma índole contra la que por aquel entonces era titular del juzgado de Instrucción número 3 de la capital, Estela San José, y contra la secretaria judicial del número 2, María José Martín. Las magistradas explicaron ante la jueza del Penal 1 el "calvario" que vivieron durante meses por culpa de unas infamias que los acusados -Javier M.B. y P. U.V.L.- negaron rotundamente.

De Lara reconoció que se registró en un foro de la web El Faro Verde (propiedad de la Asociación Unificada de Guardias Civiles) para leer los comentarios, pero aseguró que jamás escribió nada públicamente. En un momento dado, la jueza comenzó a leer insultos y amenazas hacia su persona y decidió denunciarlo.

"Conocí al acusado (Javier M.B.) porque fue investigado en un caso que me tocó instruir por una querella que había interpuesto el capitán de la Policía Judicial. Después", comentó De Lara, "comenzó a realizar comentarios en el foro en los que hacía referencia a este caso y a mi persona. Yo iba todos los domingos a la iglesia de A Nova, donde tocaba en el coro, y un día coincidimos y me miró con desafío. Otro día no pude ir porque estaba de guardia y él escribió: "No te vi tocando la guitarra el domingo de Pascua".

Esta situación obligó a la magistrada a modificar sus hábitos. "Cambié de rutas y hasta de iglesia. Y justo ese día escribió en el foro: 'Vete poniendo velas a San Froilán'. Yo me sentí observada, vigilada, y cogí miedo hasta el punto de que no podía dormir. Además, unos días antes, él había publicado en el foro la noticia de un hombre que, queriendo atacar a los hijos del juez Taín, vertió ácido sobre unos niños. Me asusté y le dije a mi marido que tuviera mucho cuidado con nuestra hija". El esposo de la jueza confirmó que su mujer tenía "pánico" por los comentarios que leía en el foro, "en el que llegaron a colgar la esquela de mi madre", dijo.

Pilar de Lara reconoció que esta situación se le hacía "insostenible" por momentos, aunque aseguró que jamás pensó en trasladarse de ciudad. "Tengo aquí una hija y nunca pensé en irme. Sería como decirle a una maltratada que se fuera para que no le dieran más", comentó.

La titular del juzgado de Instrucción número 1 está convencida de que estos comentarios fueron realizados por Javier M.B., justo el mismo convencimiento que tiene la jueza Estela San José, que este martes declaró por videoconferencia desde Huelva, donde ejerce en la actualidad.

San José también reconoció que se registró en el foro para leer los comentarios, pero dijo que nunca participó de forma activa. "Todo comenzó porque a esta persona no le gustaban mis decisiones judiciales y quiso destrozar mi imagen pública y mi imagen como jueza. Comenzó a injuriar al capitán y me metió a mí por el medio. Hubo un juicio y cometí el error de llegar a un acuerdo con él y creer en su palabra, pero ese mismo día la incumplió y escribió que había comprado mi silencio. Esos comentarios", apuntó la jueza, "solo pudo realizarlos él. Yo no tengo ninguna duda".

Sobre el otro acusado, P.U.V.L., las acusaciones parten únicamente de De Lara, quien instruyó un caso cuando estaba destinada en Asturias por el que el hombre acabó condenado y expulsado de la Guardia Civil. "Un día", contó la jueza, "me lo crucé cuando paseaba con mi hija por Mieres y me dijo: "Tienes suerte de poder disfrutar de tu hija porque yo no puedo disfrutar de mi hija por tu culpa". Después empezó a insultarme y le dije que si no se marchaba llamaba a la Policía. Poco después apareció un comentario en el foro relatando justamente ese encuentro e injuriándome. Esta persona llegó a llamarme 39 veces en un día al teléfono de las guardias, hasta que hablé con su abogada y las llamadas cesaron. Pasé miedo porque tenían, y aún tienen, una obsesión enfermiza contra mi persona".

DEFENSA. Este acusado aseguró que jamás participó en ese foro y tachó de "barbaridades" las acusaciones de la jueza. "Nunca ocurrió ese encuentro ni comenté nada en ese foro; no sé porque me lo atribuyen a mí. Ni tan siquiera tenía internet y no conocía al otro acusado. De hecho, lo conocí hoy".

Javier M.B., por su parte, reconoció que usaba los nicks elpicodelavara, tiodelavara y 60 folios para participar en el foro y que realizó comentarios sobre las actuaciones profesionales de las magistradas, pero negó que les mandara mensajes insultantes y amenazantes por privado.

"Aunque digan lo contrario, ellas escribían y opinaban en el foro y yo me limitaba a contestar a los foreros. Era un foro de la guardia civil y hablábamos de nuestras circunstancias. Todo lo que comenté fue en el contexto de la defensa de los derechos de mis compañeros. No tengo nada en contra de las magistradas y solo ejercí mi derecho de crítica. Muchos eran comentarios de coña entre compañeros y es increíble que me juzguen por eso", dijo.

La Fiscalía pide 5.760 de multa para Javier M.B y que indemnicé a cada jueza en 6.000 euros, mientras que para el otro acusado solicita 2.880 euros de multa y otros 6.000 de indemnización a De Lara. La acusación particular eleva la petición a dos años de cárcel y pide también una indemnización para María José Martín por un comentario sobre ella relativo al caso de O Garañón.

Pilar de Lara: "Sentí pánico porque tenían, y aún tienen, una...