sábado. 21.05.2022 |
El tiempo
sábado. 21.05.2022
El tiempo

Piden hasta 44 años de cárcel para los acusados de explotar empleados marroquíes en Lugo

Trabajadores explotados por la red, en el piso patera en el que vivían en Armando Durán. XESÚS PONTE
Trabajadores explotados por la red, en el piso patera en el que vivían en Armando Durán. XESÚS PONTE

La Fiscalía imputa a 18 personas, entre ellas varios empresarios agrarios ► Los inmigrantes trabajaban 14 horas diarias en granjas de pollos en condiciones insalubres 

La Fiscalía solicita un total de 44 años y casi 20 para M.C. y C.O.R., respectivamente, como los considerados jefes y encargados de una organización que supuestamente captaba y estafaba a ciudadanos marroquíes que después eran explotados en empresas ganaderas de la provincia de Lugo. 

En concreto, el escrito de acusación, recogido por Europa Press, se enmarca en la llamada Operación Pollo, cuya fase de instrucción finalizó tras 11 años el pasado mes de julio. No obstante, todavía no hay fecha para el inicio del juicio. 

Además de los ya citados M.C. y C.O.R., el Ministerio Público imputa por delitos contra los trabajadores y los derechos de los ciudadanos extranjeros a otras 16 personas, entre ellas varios empresarios de compañías agrarias de la provincia y un ciudadano portugués. 

Según explica Fiscalía, M.C. –de nacionalidad marroquí, que se encuentra en paradero desconocido– durante los años 2006 y 2008 "se dedicó a organizar y facilitar" la entrada a de ciudadanos marroquíes "enriqueciéndose" con cantidades entre 8.000 y 14.000 euros que estaban dispuestos a pagarle a cambio de obtener la documentación necesaria. 

Así, el acusado les decía, "a sabiendas de su falsedad", que cobrarían un salario elevado, lo que les permitiría amortizar el pago inicial. Para el pago de esta cantidad, el trabajador y toda su familia "se veían obligados a realizar gravísimos esfuerzos económicos que incluían la venta de sus propiedades", señala el Ministerio Público.

De hecho, "con el fin de burlar la legislación de extranjería y de enriquecerse", M.C. contactó con C.O.R., empresario español del sector agropecuario lucense, quien conocía a ganaderos de la zona de Castro de Rei y proximidades. De este modo, ambos "se propusieron enriquecerse captando extranjeros dispuestos a pagar dinero a cambio de trabajar en España". 

Una vez los inmigrantes entraban en el territorio, por lo general eran dados de alta a media jornada para que el pago a la Seguridad Social (SS) fuese menor, pero luego trabajaban hasta 14 horas diarias en granjas de pollos de la provincia. 

Durante su actividad, los acusados que daban instrucciones a los inmigrantes les negaban los medios más básicos para desarrollar su trabajo en condiciones de higiene y salubridad, ya que incluso ejercían descalzos. "Solo se les permitía descansar un día a la semana y carecían de cualquier tipo de período vacacional. El dinero que percibían era muy inferior al legalmente estipulado", añade el Ministerio Público.

REGISTRO DEL DOMICILIO EN 2008. En mayo de 2008, el Juzgado de Instrucción Número 3 de Lugo autorizó la entrada y registro de un domicilio de la capital provincial donde, según los indicios, estaban alojados algunos de los trabajadores. A raíz de esto serían detenidos varios de los acusados, entre ellos M.C., que permaneció en prisión hasta octubre de 2009 y actualmente se encuentra en paradero desconocido. 

Por todo ello, M.C. se enfrentará –en el juicio todavía sin fecha fijada– a un total de 44 años de cárcel: dos años y nueve meses por cada uno de los 12 ilícitos de explotación laboral, siete por delitos contra los derechos de los ciudadanos extranjeros y otros cuatro por estafa. 

Asimismo, Fiscalía pide para C.O.R., el otro considerado encargado de la organización, 19 años y nueve meses: dos años y nueve meses por cada uno de cinco ilícitos de explotación y seis años por un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros. 

Piden hasta 44 años de cárcel para los acusados de explotar...
Comentarios