lunes. 26.07.2021 |
El tiempo
lunes. 26.07.2021
El tiempo

Un permiso que nos iguala con Europa

Sonia Mallo y Pablo López, con Abril. EP
Sonia Mallo y Pablo López, con Abril. EP

Muchas son las parejas que se beneficiarán en España del nuevo permiso de paternidad de ocho semanas, una decisión "necesaria", señalan los beneficiarios, que contribuirá a igualar las tareas en el hogar y liberar a la madre de la responsabilidad total de la crianza

LA DECISIÓN del Gobierno de igualar progresivamente los permisos de paternidad y maternidad ha sido celebrada por muchas parejas en España. Según publicó el Boe, a partir del 1 de abril se ampliará el actual permiso de paternidad de cinco semanas a ocho. En 2020, la licencia aumentará hasta las 12 semanas y en 2021, hasta las 16. Se trata de una resolución que pretende igualar España con países como Alemania y Austria -8 semanas el padre, 16 la madre-, pero que le mantiene todavía lejos de otros como Eslovaquia, donde el padre tiene derecho a un permiso de hasta 28 semanas.

Sonia Mallo, de 34 años, y Pablo López, de 41, acaban de ser padres. Abril nació el pasado 1 de marzo y su llegada se adelantó dos semanas. Ninguno tenía muy claro qué pensar del anuncio del Gobierno sobre el nuevo e intransferible permiso de paternidad. A ambos les gustaba la idea, pero no acababan de creerse que fuera a hacerse realidad.

"Primero dijeron que sí, luego parecía que no, finalmente que sí, pero en abril. Yo creo que lo hacen así por los votos, porque están cerca las elecciones", dice Sonia, para quien la noticia de que solo los que sean padres a partir de abril podrán beneficiarse es "decepcionante, parece un poco tomadura de pelo".

Pablo coincide. Su mujer es autónoma, tiene un negocio con una empleada en Augas Férreas, y tiene previsto incorporarse a las seis semanas. Las diez restantes de la baja de maternidad las asumirá él. "Lo que pasa es que, en realidad, un permiso de paternidad es para cuidar de la niña, pero también de la madre, que se está recuperando del parto. Es un momento importante que ningún padre se quiere perder", dice.

Si la segunda hija de Jesús Núñez y Natalia Vivero nace el día previsto, él podrá acogerse al nuevo permiso de ocho semanas

Sonia sabe que muchas mujeres creen que la baja paternal no debiera ser intransferible sino que abogan porque la pueda disfrutar la madre. "Yo las entiendo, pero en mi caso sería muy beneficiosa así como se plantea. Supongo que también depende del padre y de su implicación. Hay padres que se lo toman como unas vacaciones. No es el caso", asegura.

Esta pareja no tiene familiares cerca y deben hacerse cargo del bebé entre ellos dos. La posibilidad de que Pablo, comercial de maquinaria, contase con otras 8 semanas les hubiera venido muy bien. Cuando se le pregunta qué le parece que, por un mes exacto, no vaya a ocurrir, devuelve la pregunta. "¿Qué crees que me puede parecer? Pues fatal, me parece fatal", dice, convencido de que ampliar los permisos de paternidad no pueden ser algo que se haga "solo por los votos".

"Muchos padres que tienen hijos de 8 o 9 años me dicen que los de ahora somos unos afortunados, que en su época no había los permisos de ahora. Antes había solo dos semanas y, antes, nada. Pero siguen sin ser suficientes", dice.

Recuerda también que los bebés son imprevisibles y no se comportan todos de la misma manera. Muchos comen y duermen y son fáciles de llevar, otros tienen temporadas de cólicos y malas digestiones y lo pasan mal. Es imposible determinar de antemano cuánta ayuda va a ser suficiente, lo mejor es contar con toda la posible. "Es una tarea complicadísima. Y hay que estar", insiste.

JESÚS Y NATALIA

Jesús Núñez y Natalia Viveiro, con Leire. SEBAS SENANDE

Jesús Núñez (35) y Natalia Vivero (33) son padres de una niña -Leire, de dos años- y esperan su segunda hija, Sara. Está previsto que ella salga de cuentas el 3 de abril, "esperemos que no se adelante", dice entre risas, una fecha que permitiría a su pareja acogerse al nuevo permiso de paternidad de ocho semanas. "Es algo muy necesario", dice Jesús. "Cuando nació Leire, el permiso fue de 18 días y es que no dio tiempo para nada. Pasaron como un rayo. Mi mujer todavía estaba convaleciente del parto y se quedó sola con la crianza cuando yo volví al trabajo", cuenta.

Tanto Natalia como Jesús recibieron con agrado la decisión del Gobierno de ampliar progresivamente el permiso del padre hasta igualarlo con el de la mujer. "Te ves sola. Cuando nació Leire tuve la ayuda de mis suegros y menos mal. Mis padres son mayores y no pudieron hacerse cargo de casi nada, pero lo fuimos llevando como pudimos", reconoce Natalia.

¿Qué hara Jesús con las ocho semanas? "Ocuparme de todo, pero sobre todo ocuparme de Leire. El tener más tiempo nos permitirá repartir mejor las tareas. Al fin y al cabo, padres somos los dos. No se puede quedar la madre sola con una responsabilidad tan grande". Según Jesús, la ampliación "hacía mucha falta y es muy necesaria", porque "ya no dejas al bebé con su madre con apenas unos días de vida. Ahora con dos meses es otra cosa".

Para Natalia, la anterior situación no hacía más que discriminar a la mujer. "Estábamos y estamos discriminadas, pero la ampliación en 2021 hasta las 16 semanas nos va a beneficiar a la hora de los contratos. Se supone que las empresas ya no pondrán tantos problemas para contratar mujeres ni nos preguntarán si queremos ser madres o no, porque los permisos serán iguales".

En su caso sí cree que el permiso que cogerá Jesús será un beneficio para la pareja. "Tengo amigas que piensan lo contrario, que dicen que para qué quieren tener un hombre en la casa durante esa etapa. A ver, si tienes una pareja que te va a ayudar, por supuesto que es positivo. Si tu pareja es un mueble que va a estar de vacaciones pues es lógico que no te interese". La intención de Natalia es cogerse la baja maternal completa "porque el primer año de vida de un niño tiene que pasarlo con sus padres", afirma.

Jesús trabaja en Tableros Hispanos y ya ha comunicado a la empresa su decisión de agotar las ocho semanas si finalmente su segunda hija, Sara, no se adelanta y nace el 3 de abril. "No me han puesto ningún problema". Se considera feminista. "La mujer está por detrás en muchos ámbitos y creo que es necesario dar muchos más pasos para alcanzar una igualdad rea"l, dice. "Más le vale serlo con tres mujeres en casa", bromea ella. "Ahora es él quien está en minoría".

Un permiso que nos iguala con Europa
Comentarios