Miércoles. 19.06.2019 |
El tiempo
Miércoles. 19.06.2019
El tiempo

¿Y si Penélope no quiso esperar a Ulises?

Lourdes Lorenzo, con parte de la colección de 200 libros que ya está disponible en la biblioteca municipal. VICTORIA RODRÍGUEZ
Lourdes Lorenzo, con parte de la colección de 200 libros que ya está disponible en la biblioteca municipal. VICTORIA RODRÍGUEZ

La biblioteca municipal acoge una colección de 200 libros infantiles que luchan contra los tradicionales estereotipos de género

¿SE IMAGINAN a una princesa que reniega de su corona y, en lugar de depender de un fuerte y apuesto príncipe dispuesto a salvarla, se calza unas botas, escala una montaña y se enfrenta a un malvado dragón? ¿Se imaginan que el tradicional relato de la Ratita Presumida se llamara el Ratoncito Presumido? No pongan su imaginación más a prueba, porque todas estas nuevas maneras de contemplar los tradicionales roles de género en los cuentos clásicos existen y, además, es "fundamental" que los más pequeños de la casa se familiaricen con ellas. Lo defiende Lourdes Lorenzo, profesora de la Universidade de Vigo y directora del departamento de Traducción y Lingüística. Ella es una de las muchas responsables de que esta revolución se haya materializado en nuestra ciudad.

Estamos ante la Gender Identity: Child Readers and Library Collections (Identidad de género: niños lectores y colecciones para bibliotecas), una iniciativa impulsada por la Università di Bologna (Italia), la Dublin City University (Irlanda), la Université Paris 13 (Francia) y la Universidade de Vigo en el marco de Europa Creativa, un programa de la Unión Europea que arrancó en 2014 y que, hasta 2020, promueve la circulación de ideas, investigaciones y libros, además del "desarrollo de audiencias", sobre todo infantiles y juveniles.

"Estamos acostumados a identidades de xénero convencionais", asegura Lourdes Lorenzo. Estereotipos que de una manera u otra reforzamos inconscientemente y que hemos aceptado con naturalidad desde que tenemos uso de razón. "A princesa que necesita ser salvada, os xoguetes sexistas, o secundario e minimizado rol da muller en case tódolos contos clásicos ou esa costume nas traduccións de que, por exemplo, "Head Teacher" sexa sempre "director" e non "directora", ou que "teacher" sexa sempre "profesora" e non "profesor"".

Pérez Fórneas: Aceptar o proxecto era moito traballo, pero tamén era quedarse cunha colección moi especial e facer unha viaxe de selección e procura na que a aprendizaxe estaba asegurada

Para sumar en esta lucha contra una perspectiva convencional y anticuada, Lorenzo se puso en contacto, primero, con bibliotecas de Vigo, su lugar de residencia, "pero non prosperou". Probó después con la de Lugo –nació aquí– donde, aquí sí, aceptaron embarcarse en el apasionante reto de localizar, seleccionar y comprar 200 libros cuyas historias se alejan de los tradicionales relatos de masculinidad salvadora y feminidad frágil y dependiente.

La tarea no ha sido fácil, admite la responsable del área infantil y juvenil del centro, María Isabel Pérez Fórneas, que necesitó de la inestimable ayuda de su equipo de trabajo, formado por Inmaculada Cuevas, Leonor López y Carlos Rodríguez. "Aceptar o proxecto era moito traballo, pero tamén era quedarse cunha colección moi especial e facer unha viaxe de selección e procura na que a aprendizaxe estaba asegurada".

APRENDIZAJE. La responsable del área infantil de la biblioteca concibe su trabajo como un aprendizaje constante. En estos dos años de localización, selección y compra ha podido constatar, por ejemplo, que hay una carencia brutal de distribuidoras internacionales o que en España existía una editorial en los años 80 que ya publicaba libros bajo una perspectiva diferente a la convencional. "A favor de las niñas, da editorial Lumen que dirixía Esther Tusquets ou as traduccións italianas de Adela Turín como Arturo y Clementina". De aquellos años también es Clara tenía sombra de chico, "unha obra pequeniña que trataba o tema da transexualidade e que naquela época saiu de milagre".

Se trata de que Penélope pueda hartarse, coger un barco y rescatar a su marido y que nadie tuerza el gesto si eso ocurre

Obras, todas ellas, que nacieron gracias al, considerado por todos, gran precursor de este tipo de literatura durante el siglo XX, el británico Roald Dahl. Textos como Las Brujas o Matilda presentaban mujeres luchadoras y rompían con lo establecido hasta ese momento en la inmensa mayoría de novelas y obras clásicas.

Pese a las piedras en el camino, la colección de 200 libros ya es una realidad y cualquiera la puede consultar en la biblioteca lucense. Tendrá un espacio propio a corto plazo en el área infantil, pero de momento ocupa un lugar destacado en la primera planta. "É prestable, xa se levaron algúns libros e, de feito, chamaron profesoras para preguntar por eles", reconoce la bibliotecaria.

En ella se pueden encontrar libros en español, francés, inglés o italiano, países que junto a Serbia, Croacia y Bulgaria, se sumaron al mencionado programa Europa Creativa. Eso sí, tanto Lorenzo como Fórneas reconocen que trabajan paralelamente en un catálogo interno en gallego, porque existen editoriales como Rinoceronte, Calandraca o Galaxia que han hecho "traballos moi interesantes".

"Non se trata de conseguir o contrario do que pasaba, que agora todas sexan mulleres, senón de que todo sexa máis igualitario". dice Pérez Fórneas. Se trata de que Penélope no se quede en casa esperando 20 años a Ulises mientras teje y desteje un sudario para el rey. Se trata de que Penélope pueda hartarse, coger un barco y rescatar a su marido y que nadie tuerza el gesto si eso ocurre.

¿Y si Penélope no quiso esperar a Ulises?
Comentarios