miércoles. 11.12.2019 |
El tiempo
miércoles. 11.12.2019
El tiempo

Parques lucenses a la espera de unirse y cerrar el círculo alrededor de la ciudad

Terrenos de propiedad privada que se necesitan para unirlo con el paso del Rato. EP
Terrenos de propiedad privada que se necesitan para unirlo con el paso del Rato. EP

Varias parcelas privadas cortan los paseos del Miño y el Rato. El PP reabre el debate para que la administración compre o expropie las parcelas para completar el cinturón verde de Lugo

LUGO. La unión de los parques del Miño y el Rato para completar el cinturón verde de Lugo es una de las asignaturas pendientes desde que la Diputación impulsase durante el mandato de Francisco Cacharro como presidente la creación de una gran zona verde a lo largo de ambos ríos.

El principal escollo es que los terrenos necesarios para completar la conexión de las dos zonas verdes están en manos privadas y ninguna administración ha dado pasos hasta ahora para hacerse con ellos.

Los grupos de oposición municipal se han afanado desde hace años en demandar la unión de ambas zonas verdes e incluso han llegado a protagonizar rozas en protesta por la falta de limpieza de los senderos que existen sobre los terrenos privados, como llegaron a hacer los ediles del BNG.

El grupo municipal del PP quiere reabrir ahora el debate y el martes varios de sus ediles se trasladaron hasta la zona para reclamar a Concello y Diputación que inicien el proceso de compra o expropiación de los terrenos, al tiempo que dijeron que en los últimos tres mandatos, con gobiernos socialistas al frente de ambas administraciones, «non se fixo nin un só metro cadrado para completar e ampliar o cinto verde da cidade».

Los populares recurrieron al catastro para analizar la superficie que sería necesario adquirir para unir los dos parques y aseguran que se trata de doce parcelas, con una superficie total de 39.829 metros cuadrados. Por ello, anuncian una iniciativa conjunta en los plenos municipal y provincial para instar a ambas administraciones a que negocien con los dueños de las fincas la venta o bien inicien procesos de expropiación y que después creen en esa zona «novas instalacións deportivas e de ocio na beira do río».

Desde el gobierno local, se recordaba el martes que los presupuestos locales de este año contemplan una partida de 60.000 euros para iniciar el proceso de expropiación de las fincas y que será llevado a cabo por el servicio municipal de Gestión Urbanística. Además, se critica al PP por haber votado en contra de las cuentas municipales y se le reprocha que pida «cunha man e coa outra trate de vetar o instrumento orzamentario imprescindible para acometer o que demanda».

PLAN MURAMIÑAE. Los populares también demandan del Concello que dedique parte de los fondos europeos del Edusi a crear un espacio seguro para peatones y ciclistas en la carretera de Ombreiro que discurre junto al río Miño. También pide que se dote este sendero de iluminación «para que se poida utilizar durante máis horas ao longo de todo o ano».

Finalmente, el PP reclama al Concello y a la Diputación que redoblen los esfuerzos en el mantenimiento de los caminos interiores y el mobiliario del parque periurbano.

Parques lucenses a la espera de unirse y cerrar el círculo...
Comentarios