El parque de Rosalía recupera sus vistas

Los vecinos se alegran por el avance de las obras y ya imaginan cómo cambiará el paisaje, que volverá al aspecto perdido hace tres lustros, cuando se empezaron las torres de O Garañón
Un lucense observa la panorámica desde la pérgola del Parque. XESÚS PONTE
photo_camera Un lucense observa la panorámica desde la pérgola del Parque. XESÚS PONTE

La panorámica desde la pérgola del parque de Rosalía de Castro en Lugo, el mirador ideado por Eloy Maquieira en los años veinte del siglo pasado, ya se vislumbra similar a la de hace unos tres lustros, gracias al avance que durante la semana pasada experimentaron las obras de demolición de las torres de O Garañón.

Más de una década después desde que se empezara a erigir la edificación, cuando parecía haber cambiado para siempre el paisaje de la ciudad, los lucenses podrán disfrutar en un futuro cercano de unas vistas privilegiadas sobre el río Miño y su entorno.

Joaquín Sánchez, uno de los vecinos que se acercan para comprobar el avance de las obras, está deseando ver el resultado final. "O certo é que impresiona, agora que vai rematando, e é unha mágoa pensar que se tivera que chegar a este punto, a derrubar unha obra que custou moitos cartos, aínda que fose necesario". Además, ya piensa en cómo se podría mejorar la unión con el Parque para adaptarla a este nuevo espacio verde. "Cando rematen e acondicionen a zona sería que bo que podasen un pouco as árbores", explica.

Mari Carmen Eiros, antigua propietaria de un conocido bar de Recatelo, cuenta que ya no se acuerda muy bien de cómo era antes. "Nunca me fixara moito, pero penso que cando rematen as obras e acondicionen o lugar estará moi ben para ir e contemplar a paisaxe. Xa non tiñan que proxectarse uns edificios como eses aí. Era hora de que os derrubasen despois de tantos anos".

Varios vecinos observan la demolición de O Garañón. XESÚS PONTE
Varios vecinos observan la demolición de O Garañón. XESÚS PONTE

El periodista lucense Paco Nieto también es de los que frecuentan el Parque en sus paseos: "O resumo sería por fin. Xa era hora de que se acabara. Todo isto custoulle moito á cidade e aínda non sabemos realmente canto acabaremos pagando. Cando rematen as obras, haberá que repensar un pouco como adaptar a flora e a fauna que ten o Parque e como queremos que se vexa. Os que somos maiores lembramos como eran as vistas de antes, moi fermosas, e penso que incluso poden ter nun futuro certo potencial turístico".

"Foi lamentable que quixeran poñer aí ese mamotreto. A partir de agora poderemos desfrutar da paisaxe dende este mirador, que para iso se pensou", dice otro transeúnte, Xosé Antonio Martínez.

Vecinos a favor de la demolición de O Garañón