Paro total del sector del transporte en Lugo durante el segundo día de las protestas

Retenidos más de 100 camiones en el polígono de Vilalba y en la A-6, en Pedrafita, donde ocupaban este martes por la noche dos carriles
IMG-20220315-WA0048
photo_camera Camiones retenidos en la A-6, en Pedrafita. EP

La incidencia del paro del transporte en Lugo fue este martes total en la segunda jornada de las protestas, según comentaron tanto la entidad convocante —la Plataforma en Defensa del Sector del Transporte de Mercancías por Carretera Nacional e Internacional— como varias empresas del sector e incluso la Estación Terminal de Mercancías, donde confirmaron que no había habido ningún movimiento a lo largo de la jornada "ni siquiera de los vehículos de reparto de paquetería", dijeron.

A lo largo de la noche está prevista la actuación de varios grupos de piquetes en la A-6, en  Pedrafita, donde, alrededor de las nueve, había medio centenar de camiones ocupando uno de los carriles, tanto en sentido Madrid como Lugo. "Circulan os coches pero os camións, moitos deles do sector da alimentación e de paquetería, están parados polo que podería empezar a haber problemas de suministro", comentaba una transportista autónoma.

Los piquetes pensaban seguir cortando el tráfico a los camiones en ese punto durante toda la noche con el fin de bloquear el transporte de mercancías, especialmente de alimentación, en una de las principales vías de acceso a Galicia desde la Meseta.

Otro de los puntos de la provincia donde se produjeron este martes retenciones de camiones fue también el polígono industrial de Vilalba donde, incluso, se calculaba que podría haber unos 100 vehículos en esas circunstancias. 

Los piquetes informativos se dirigieron, además, por la mañana a Novafrigsa donde se llegó a formar una gran hilera de camiones parados enfrente de la empresa cárnica, vinculada a Coren. A esta concentración, se sumaron asimismo ganaderos, muy afectados por la subida del precio de los combustibles

También estuvieron presentes los piquetes, por grupos y sin incidencias, en la N-6, en Nadela, en el enlace con la A-6 y el corredor Lugo-Monforte. Hubo concentraciones, asimismo, en  el parque empresarial de As Gándaras, en la rotonda de acceso a la A-6 en A Campiña y en O Ceao donde, a primera hora de la mañana, la Guardia Civil pidió a los camioneros que retirasen los vehículos de ambos márgenes del acceso a la autovía, desde el polígono, a la altura de Arenal debido a la peligrosidad que suponía para el tráfico por la niebla que había. 

Según la información facilitada por conductores que pasaron a primera hora de la mañana por el polígono, los piquetes también volvieron a concentrarse este martes en el acceso a O Ceao desde la N-6, en Benigno Rivera, donde paraban a los camiones. Sin embargo, la Guardia Civil manifestó que no hubo incidencias "destacables".

El portavoz de la plataforma convocante, Manuel Hernández, cifró el seguimiento del paro en Lugo de "total". "Fue un éxito. Lo peor es que no sabemos hasta cuándo durará porque vemos a una Administración sin voluntad, que antepone a reunirse con el Comité Nacional del Transporte, que son los cargadores, a nosotros, que somos las pequeñas y medianas empresas", afirmó. 

Por su parte, Tradime, una de las organizaciones de transportistas mayoritaria en Lugo, cifró el paro en más de un 70 por ciento. El vicepresidente, José Fernández, volvió a insistir en que los asociados a Tradime acordaron parar "por el elevado precio del combustible, pero no para apoyar la convocatoria de la plataforma".

Entre tanto, las empresas más grandes del transporte que hay en Lugo están comenzando a sufrir ya pérdidas económicas derivadas del paro aunque algunas de ellas reconocen que los precios del combustible están muy altos y que la protesta está justificada. "Os nosos camións estiveron parados. Sempre se perde diñeiro pero é o que hai. O prezo do gasóleo tamén está moi alto", afirmó.

En Transportes Ramallal, también estaban este martes todos los camiones parados. "Ya no salimos desde el lunes a las ocho de la mañana porque se presentaron aquí los piquetes. Y hoy [por este martes] tenemos los diez camiones parados. Paramos por obligación pero esto está insostenible", afirmaban desde esta empresa.

Algunas gasolineras de Lugo reconocían este martes, por otra parte, que, si no recibían suministro, podrían quedarse sin combustible porque aumentaron los repostajes debido al temor a que la huelga se prolongue varios días.

Comentarios