lunes. 16.09.2019 |
El tiempo
lunes. 16.09.2019
El tiempo

El párking precintado en A Milagrosa fue instado a cerrar por inseguro ya el año pasado

Se detectó que en las instalaciones fallaba la evacuación ante incendios

El párking de A Milagrosa que fue precintado el martes por la Policía Local ya fue instado a cerrar en diciembre de 2018, después de que una inspección técnica detectara que no tenía corredores de evacuación ante incendios.

Ante esa falta grave, el entonces teniente de alcalde, Daniel Piñeiro, firmó un decreto pidiendo a la empresa que cesara la actividad de forma inmediata y que no la retomara hasta no haber adoptado las medidas de protección contra el fuego. Sin embargo, las instalaciones siguieron funcionando sin que se hicieran obras por lo que en febrero de este año, Piñeiro volvió a insistir vía decreto en la misma petición de cierre.

Ee nuevo, la firma desoyó la necesidad de hacer obras para adaptar el local y el actual teniente de alcalde, Rubén Arroxo, firmó un nuevo decreto el pasado 27 de julio imponiéndole una sanción y decretando el cierre en el plazo de dos días. La Policía Local explicó este miércoles que se comunicó el cierre el 31 de julio, advirtiendo de que tenía hasta el día 2 para ejecutarlo. Los agentes volvieron el 5 y se encontraron con que, dentro de las instalaciones, había unos 50 coches por lo que no lo precintaron.

Advirtieron al encargado de que debía avisar a todos los propietarios de los vehículos para que los retiraran en el plazo de 24 horas. Regresaron al día siguiente y, aunque seguía habiendo coches, procedieron a cerrar el párking.

ATRAPADOS. Decenas de conductores se quedaron sin poder retirar sus vehículos desde la tarde del martes hasta el miércoles por la mañana. Aunque un cartel en la puerta del local proporcionaba dos teléfonos, en realidad estos correspondían a dos trabajadores de la empresa que dijeron no poder acudir a abrir las instalaciones.

Por la noche seguían concentrados ante la puerta algunas personas que precisaban hacer uso de su coche de forma inmediata. Resultó afectada una familia con dos niños pequeños que había acudido a A Milagrosa a comer y pasar la tarde con unos familiares y debían regresar a su casa de Pol. No podían hacer uso del vehículo de su familia porque necesitaban las dos sillas adaptadas de los niños. Tras pedir ayuda infructuosamente en los dos teléfonos proporcionados por la propiedad del párking y llamar también a la Policía Local, presentaron una denuncia ante la Policía Nacional.

Aseguraron que los agentes incluso les ofrecieron las sillas de sus hijos para que pudieran hacer el viaje de vuelta a casa. Consiguieron retirar su coche el miércoles por la mañana, tras tenerlo secuestrado más de 12 horas.

La empresa tampoco llamó a los abonados -que resultan más fáciles de contactar porque proporcionan los datos al alquilar una plaza- hasta la mañana del miércoles. A partir de las diez y media, fueron llegando los propietarios de los vehículos para retirarlos, un proceso supervisado por una patrulla de la Policía Local. A media mañana todavía quedaban una docena de vehículos dentro y varios de sus dueños no habían sido contactados.

El portavoz del PP, Antonio Ameijide, denunció "a falta de previsión á hora de precintar o establecemento sen ter preparado un plan alternativo aos propietarios dos vehículos que quedaron no interior do local". También denunció la descoordinación del gobierno, aludiendo a sendos decretos de Méndez y Miguel Couto instando a la empresa a subsanar una deficiencia en un plazo de tres meses mientras que el de Arroxo resuelve el cierre inmediato.

El párking precintado en A Milagrosa fue instado a cerrar por...
Comentarios