Paraguay quiere mejorar la calidad de su cabaña ganadera con rubia gallega

Busca importar semen de esta raza para cruce industrial ► Representantes del país latino visitaron granjas de Acruga
undefined
photo_camera De izquierda a derecha, Claudio Nicolás, Juan Manuel López, Andrés Ginés y Laura Arias, de Acruga. EP

El Gobierno de Paraguay tiene la intención de mejorar su cabaña ganadera en cantidad y calidad, y para ello quiere la genética de la raza rubia gallega. Representantes del país de las casi 15 millones de vacas, el doble de sus habitantes, visitaron explotaciones vinculadas a Acruga para tantear la posibilidad de importar semen de una raza que, en palabras de Andrés Ginés, del Ministerio de Industria y Comercio, cuenta "con un gran trabajo de selección" y "un desarrollo tecnológico envidiable gracias a las capacidades de Xenética Fontao".

Ginés valoró además la "mansedumbre de los animales" que pudo ver en Galicia y elogió las características "únicas de marmoreo y organolépticas" que presenta la carne de estos ejemplares.

Ahora Paraguay está inmerso en el proceso de adaptación a la normativa europea para comenzar a importar semen de raza rubia gallega. El objetivo, dice Ginés, "es la transformación de grano a carne, agregando el valor a nuestra producción agrícola". Y es que actualmente el país, con un 10% de producción en intesivo, es el cuarto mayor exportador de soja y el octavo de carne de bovino.

Para recibir genética de rubia gallega, el Gobierno suramericano ha estrechado lazos no solamente con Acruga, sino también con firmas como la lucense Ecnatin. Su gerente, Claudio Nicolás, y Juan Manuel López Labrada fueron el nexo que permitió que en Paraguay se conocieran las bondades de la raza autóctona de Galicia para proceder al cruce industrial con otras como nelore, brangus, brahman, braford y holando.

Otros importadores. Según detallan desde Ecnatin, Indonesia es el país que más semen de rubia gallega importa: "Recibían unas 30.000 dosis al año, pero la tendencia se frenó por la pandemia de covid y luego por la fiebre aftosa, que hizo que tuvieran que sacrificar muchísimo ganado".

El país asiático, que recibe también carne de Novafrigsa, Frigolouro y Megaro Foods, proyectaba de cara al futuro gestionar un millón de dosis de semen de rubia gallega en cinco años y aunque se ralentizó, "vamos a superar las cifras previas al parón", indica Claudio Nicolás, al tiempo que recuerda que en Indonesia se inseminaron ya "50 o 60.000" animales con genética gallega desde 2015. La producción en Indonesia ha subido "un 30%" desde entonces.

México e Italia también han recibido dosis de rubia gallega, igual que Brasil o Polonia, aunque estos directamente desde Acruga.

Nicolás ha ensalzado la buena relación con Paraguay, donde están dando a conocer la firma Innogando, ya que el país necesita adaptarse a la UE en cuanto a trazabilidad y a ganado no relacionado con la deforestación.

Comentarios