sábado. 19.06.2021 |
El tiempo
sábado. 19.06.2021
El tiempo

Un parado lucense pagará la pensión de alimentos a su hijo mayor de edad

Una sentencia judicial. AEP
Una sentencia judicial. AEP

La Audiencia de Lugo aduce que se aplica "el principio de solidaridad familiar"

Una sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Lugo, que confirma otra del juzgado de Primera Instancia número 2, obliga a un padre a seguir pagando la pensión de alimentos a su hijo a pesar de que el hombre no tiene trabajo y el joven ya alcanzó la mayoría de edad.

Los padres del chico se divorciaron en 2009 y el juez estableció que el progenitor pagaría 180 euros mensuales a su hijo para su manutención y gastos básicos. El hombre hizo frente al pago mes a mes, pero en 2017 solicitó en el juzgado que se suspendiera esa obligación. Alegó que no tenía ingresos económicos porque no tenía trabajo y que el chico ya era mayor de edad.

Tanto en la sentencia de instancia como en la dictada por la Audiencia Provincial, los magistrados recuerdan que "los alimentos a los hijos no se extinguen por la mayoría de edad, sino que la obligación se extiende hasta que estos alcanzan suficiencia económica, siempre y cuando la necesidad no haya sido creada por la conducta del propio hijo". En este caso, la dependencia económica del hijo con respecto a sus padres "no se cuestiona", apuntan.

Además, en cuanto a las posibilidades económicas del progenitor, los jueces consideran que no está en situación de "pobreza absoluta", lo que permitiría suspender el pago de la pensión.

La sentencia recoge que cuando solicitó la modificación de medidas, cobraba un subsidio de desempleo de 426 euros al mes. Además, heredó varios bienes cuando falleció su padre y podía permitirse tener coche, "por el que abonaba su correspondiente seguro, el impuesto de circulación, el mantenimiento y el combustible".

Los jueces entienden que "no se da una situación de indigencia del progenitor, esto es, una persona absolutamente insolvente que no pueda atender a sus propias necesidades o que padezca una enfermedad o deficiencia que le impida hacer frente a una pensión de alimentos".

Los magistrados explican que el padre no carece de recursos económicos y recuerdan que el derecho de alimentos del hijo mayor de edad, a pesar de que se extinga la patria potestad, se apoya "en el principio de solidaridad familiar".

El tribunal considera además que la cuantía fijada -180 euros mensuales- es "prudente y moderada" y puede considerarse "próxima al denominado mínimo vital".

Un parado lucense pagará la pensión de alimentos a su hijo mayor de...
Comentarios