jueves. 13.08.2020 |
El tiempo
jueves. 13.08.2020
El tiempo

La pandemia favoreció la reducción de trastornos adictivos en reclusos de Lugo

Manuel Varela. PEPE TEJERO
Manuel Varela. PEPE TEJERO
El confinamiento influyó en el control de adicciones, pero también impulsó la necesidad de bienes básicos, dice Aliad
La pandemia ha propiciado que los reclusos lucenses con trastornos adictivos, debido al hermetismo de las cárceles que provocó la pandemia, lograsen reducir la tasa de consumo. Así lo afirmaba ayer Aliad Ultreia, entidad que preside Manuel Varela, en la presentación de la memoria de 2019. Como contraparte, Manuel Diz, gerente de Aliad, expresó que tanto las personas con trastornos adictivos, como reclusos y ex-reclusos y las mujeres víctimas de violencia machista, vieron agravada su situación por el Covid. "Han sufrido fuertemente el estado de alarma", afirmó.

Aliad Ultreia no ha cerrado sus puertas y ha mantenido la atención a los usuarios en ese tiempo. Sin embargo, han tenido trabas con las personas en prisión: "No podíamos contactar ni siquiera por teléfono, solo a través del código postal. La atención se ralentizaba", lamentó.

Así, la pandemia ha modificado la forma de actuación de la entidad. Lo más destacado y la prioridad han sido las ayudas ante la emergencia de cubrir alimentos y necesidades básicas. "Con la pandemia muchas personas no llegaban a tener las necesidades básicas cubiertas. No tenían otro recurso al que acudir", dijo Manuel Diz. Es el caso de personas sin papeles y sin posibilidad de empadronarse en Lugo o de mujeres prostituidas o drogodependientes.

MEMORIA. La entidad hizo hincapié en las 949 personas atendidas el año pasado. Diz destacó que "se realizaron hasta 2.000 actuaciones, pues varias personas recibieron más de una y en diferentes ámbitos como el social o el jurídico".

Tuvo gran importancia la sensibilización, formación e incidencia social con "cambios de entornos que generan desigualdades". Con esta finalidad se realizaron numerosas charlas, debates, campañas y varias jornadas. El resultado fue de 20.000 visitas en redes sociales y de un millar de personas que participaron en las acciones.

Se centran en tres colectivos. Así, cerca de 200 personas con trastornos adictivos fueron atendidos con un programa de atención jurídico-social. Además se realizaron cuatro programas dirigidos a los reclusos o exreclusos. Entre ellos, uno de preparación a la libertad impartido en la prisión de Monterroso a 74 hombres. Luego, está el programa Paso a paso con proyectos individualizados de inclusión social. A mayores, aproximadamente 300 mujeres víctimas de violencia machista también tuvieron diferentes programas a su disposición.

Aliad aprovechó el acto de ayer para presentar un borrador de su nueva página web y su logo.

La pandemia favoreció la reducción de trastornos adictivos en...
Comentarios