Domingo. 19.05.2019 |
El tiempo
Domingo. 19.05.2019
El tiempo

Padres recurren a los comerciantes de la Praza Maior para saber si sus hijos se drogan

La Policía vigila la zona tras la pelea del lunes
La Policía vigila la zona tras la pelea del lunes
La preocupación crece entre los progenitores y algunos entran en los comercios con la foto del menor para preguntar si lo han visto consumir ►El Círculo de las Artes se suma a la preocupación ciudadana y dice que lleva más de un año exigiendo a la Policía "actuaciones contundentes"

La preocupación de los padres con hijos adolescentes se ha ido incrementando a medida que se hacía vox populi que la Praza Maior se iba convirtiendo en un punto de venta de droga. A ningún progenitor se le escapa ya que cualquier menor puede adquirir estupefacientes en pleno centro, a cualquier hora del día y con total descaro. Tanto es así, que cada vez más padres deciden vigilar personalmente la zona y recurren a los comerciantes para intentar saber si sus hijos se relacionan con los trapicheros.

Según explican los propietarios de los comercios, la angustia de los progenitores llega a tal punto que cada vez son más los que entran en los establecimientos en busca de respuestas. «Traen la foto del chico, o de la chica, y nos preguntan si lo vemos por allí. Nos acaban contando que están muy preocupados porque les llegaron rumores de que consumía droga y se relacionaba con el grupo que supuestamente trafica en los soportales. El otro día entró una mujer y nos dijo que estaba tan asustada que se había ausentado de su trabajo en Portomarín solo para comprobar si su hijo estaba con la banda. Nos enseñó la foto del joven y nos pidió por favor que la llamáramos si lo veíamos por allí. Entró incluso una abuela y nos dijo que estaba al cargo de su nieto y que estaba desesperada. Una cosa es contarlo, y otra cosa es verlo», apuntan.

A la inquietud de padres y comerciantes se suman también los responsables del Círculo de las Artes, que tiene el problema a las puertas del edificio. Según explican, hace más de un año -ante las quejas de los socios por las peleas y la venta y consumo de droga en la Praza do Colexio, próxima a la entrada del Espacio Joven del Círculo- la junta directiva trasladó su preocupación en varias ocasiones a la Policía Nacional y a la Local. «Y también hablamos con todas la autoridades con competencia en la materia para pedir su intervención ante la gravedad de los hechos», apuntan.

Desde la entidad reconocen que «en momentos puntuales se extremó la vigilancia» e incluso el pasado marzo se detuvo a un menor por vender droga en el callejón. Sin embargo, afirman que la situación «se mantiene y dista mucho de solucionarse», por lo que exigen «actuaciones contundentes y definitivas». Explican además que el callejón de la Praza do Colexio es un espacio público en el que la entidad no puede intervenir, «pero si se detecta algún incidente dentro de nuestras instalaciones, se instruiría el correspondiente incidente disciplinario y se podría acordar la expulsión del socio o socios», aseguran.

Antes de optar por la denuncia pública, tanto los responsables del Círculo como los comerciantes afectados expusieron el problema ante el Concello del Lugo y la Subdelegación de Gobierno. En el escrito remitido por los empresarios denuncian «venta de drogas a pequeña escala, amenazas, agresiones verbales y escenas indecorosas», todo ello en plena vía pública, a la luz del día y en zonas frecuentadas por niños.

Empresarios y vecinos denunciaron ante el Concello y la subdelegación «venta de droga, amenazas y escenas indecorosas»

Los afectados señalan que comerciantes y vecinos «han dado aviso de estas conductas presumiblemente delictivas tanto a la Policía Local como a la Nacional, para que efectúen las intervenciones necesarias en defensa de los comerciantes y vecinos y persigan esos ilícitos, Sin embargo, afirman, «en ninguna ocasión llegaron a personarse en la zona en contestación a las llamadas».

Padres y comerciantes se declaran «totalmente desprotegidos» y creen que las administraciones competentes están empeñadas en minimizar una problemática que lleva mucho tiempo enrareciendo la situación en pleno centro de la ciudad. Aunque hace unos meses hubo una operación policial con detenidos, el problema se mantuvo, recalcan.

 La junta directiva del Círculo también comunicó a Policía y administraciones «las peleas y el consumo de droga» en el callejón

«Esto ya no es lo que era, por mucho que se empeñen en decir lo contrario. Ver una pelea entre bandas a las seis de la tarde en la Praza Maior y que los niños vean puñetazos, patadas y amenazas a punta de navaja es un hecho muy grave. Y con todas las reyertas graves que hubo en los últimos meses, que a nadie se le ocurra decir que son hechos aislados», protestan.

Algunos afectados llegaron incluso a reunirse con el comisario de la Policía Nacional. «Ni la alcaldesa, ni el subdelegado ni el comisario han tomado ninguna medida al respecto.

Padres recurren a los comerciantes de la Praza Maior para saber si...
Comentarios