jueves. 03.12.2020 |
El tiempo
jueves. 03.12.2020
El tiempo

Padre e hijo afrontan 9 años de cárcel por contrabando de tabaco y tráfico de droga

Padre e hijo serán juzgados en la Audiencia Provincial. ARCHIVO
Padre e hijo serán juzgados en la Audiencia Provincial. ARCHIVO
Surtían de cajetillas a multitud de bares de toda la provincia. El fiscal pide además penas de prisión para cuatro proveedores

El ministerio fiscal solicita sendas penas de nueve años de prisión para un padre y un hijo acusados de vender tabaco de contrabando y traficar con droga. Ambos serán juzgados la próxima semana en la Audiencia Provincial de Lugo junto a otros cuatro hombres, que afrontan penas de entre dos y medio y cinco años de cárcel por suministrarles las cajetillas para su distribución en la provincia de Lugo.

Según reza el escrito de acusación del ministerio público, a principios de 2013, el acusado R.V.P. y su hijo D.V.P. se dedicaban "de manera habitual y como único medio de vida" al contrabando de tabaco en la provincia de Lugo. Para ello, ambos contaban con varios proveedores y con una amplia cartera de clientes, que estaba formada «mayoritariamente» por locales de hostelería.

Los acusados utilizaban supuestamente un lenguaje clave para comunicarse con sus proveedores y clientes y almacenaban la mercancía en locales que eran propiedad de terceras personas, ajenas al contrabando. El fiscal mantiene que, "para evitar la responsabilidad penal", padre e hijo transportaban en cada viaje una cantidad de tabaco con un valor inferior a 15.000 euros (unas siete cajas de tabaco, aproximadamente) y además ponían todos lo bienes que adquirían con los beneficios del contrabando a nombre de familiares, "para eludir ser objeto de una investigación patrimonial".

El tabaco que recibían padre e hijo procedía de Andorra y Málaga y sus principales proveedores eran los acusados A.V.V. y A.N.G. La acusación cita también en su escrito a sus principales clientes, entre los que figuraban varios establecimientos de hostelería de la capital lucense, Sarria y Castro de Ribeiras de Lea.

La Guardia Civil sorprendió al padre y al hijo el 14 de julio de 2013, cuando circulaban por la A-6 en un turismo con 2.499 paquetes de tabaco en el maletero. Uno de los proveedores, A.N.G., fue arrestado tan solo unos días más tarde con 518 paquetes de tabaco en su turismo. Los investigadores detuvieron también al otro proveedor y a otros dos hombres el 30 de octubre de 2014, cuando montaron dos dispositivos de vigilancia en la localidad leonesa de Portela de Valcarce y en Becerreá. Estas tres personas, A.V.V., L.L.R.C. y A.C.S. viajaban en un coche lanzadera y en una furgoneta que transportaba 25.120 paquetes de tabaco.

Los agentes descubrieron también un laboratorio de elaboración de marihuana en el domicilio de los lucenses.

La Fiscalía solicita multas que suman 1,5 millones de euros
Además de las penas de cárcel, el ministerio fiscal solicita que el padre y el hijo acusados de contrabando abonen sendas multas de 300.000 euros, la misma cuantía que pide para A.V.V., L.L.R. y J.A.C.S., lo que suma un total de un millón y medio de euros. Para el acusado A.N.G., el fiscal pide una multa de 30.000 euros.
Amplia clientela
Además de distribuir el tabaco en locales de hostelería, entre los clientes había un prostíbulo y hasta una librería.

Padre e hijo afrontan 9 años de cárcel por contrabando de tabaco y...
Comentarios