martes. 19.01.2021 |
El tiempo
martes. 19.01.2021
El tiempo

Las oficinas de empleo sufren presión aunque el paro no se disparó

Exterior de la oficina de empleo de la calle Río Cabe, con control de acceso. MARÍA G. MORADO
Exterior de la oficina de empleo de la calle Río Cabe, con control de acceso. MARÍA G. MORADO
Un autónomo en busca de un trabajo más seguro o un trabajador en Erte, el miércoles entre los lucenses que acudían al demandado servicio

No hay colas, pero en las oficinas de empleo de Lugo la presión se ha disparado en los últimos meses. Los Erte y la crisis derivada de la pandemia llevan a muchos lucenses a ese servicio en busca de salidas.

Cristian Fontela, un autónomo que no ve fácil afrontar la crisis en su actual profesión, era uno de los lucenses que acudían este miércoles a la oficina de la calle Río Cabe en busca de un futuro mejor. Explicaba que iba a por una oferta para un puesto de trabajo de la Xunta.

La presión en las oficinas se explica por la situación económica, a pesar de que los índices de Lugo están lejos de ser de los peores del país. De hecho, es la ciudad gallega con la tasa más baja de paro, con un 9 por ciento.

La presencia de ciudadanos, que buscan salidas y la aplicación de controles por el coronavirus, marcan la actividad de las oficinas y desde que se retomó la atención presencial, es necesario pedir cita previa por teléfono o de forma telemática para ser atendido.

Precisamente, en la oficina de la calle Río Cabe, según la Subdelegación del Gobierno en Lugo, es donde más se tarda en conseguir cita, por ser la que tiene la mayor carga de solicitudes. Así, el miércoles se atendieron las citas solicitadas el viernes 24.

Marta Caloto fue una de las citadas que esperaba en la puerta para entrar a la hora indicada. Contaba que estaba allí para "una mejoría de empleo" y se quejaba del funcionamiento de los servicios públicos. Así, relataba que trabaja en una gestoría "que está sufriendo para realizar los trámites de los clientes ante la falta de atención de las administraciones públicas". Aprovechaba para decir que la presión no se limita a las oficinas de empleo y, así, contaba que llevaba «quince días a la espera de un trámite en tráfico».

Entre los afectados directamente por esta crisis estaba Daniel Iglesias, que trabaja en la Universidad e iba a solicitar una prestación hasta el inicio de curso en septiembre. "El coronavirus me afectó dejándome sin empleo, tras siete años en activo", afirmó.

Asimismo, Jalal Benkirane, que se encuentra en un Erte, acudió para buscar explicaciones de la razón por la cuál está cobrando menos. "Mi salario ha bajado, entonces no se si hay algún problema, por eso quise salir de dudas", expresó.

Las oficinas de empleo sufren presión aunque el paro no se disparó
Comentarios