domingo. 27.09.2020 |
El tiempo
domingo. 27.09.2020
El tiempo

La ocupación hotelera cae un 30% en julio por el covid-19

Turistas en Lugo. ARCHIVO
Turistas en Lugo. ARCHIVO
Ribeira Sacra y A Montaña son las comarcas con más visitantes y A Mariña solo llega al 25%

El Covid-19 ha modificado los flujos turísticos de forma sustancial, tanto en lo que se refiere a la afluencia como en las preferencias. Los datos presentados ayer por la Asociación Provincial de Hostalería de Lugo (Apehl) revelan una caída de la ocupación en la provincia durante el mes de julio de un 30% con respecto al mismo mes del año pasado.

Las zonas con mayor demanda también han cambiado este verano, dejando números radicalmente opuestos a los de años previos. Según la Apehl, Ribeira Sacra y A Montaña fueron las comarcas con más visitantes. El interés de los turistas por la zona sur de la provincia ya se habían hecho notar en 2019, cuando también fue la zona con la ocupación más alta. Entonces, los establecimientos llenaron al 93,2%, mientras que en julio de este año rondaron el 75%.

El crecimiento más llamativo quizás sea el de A Montaña, que sigue una tendencia completamente opuesta a la de la provincia. En julio de 2019 la media de la ocupación hostelera en la comarca fue del 40% y, en el mismo mes de este año, fue del 70%. Muy probablemente la elevada demanda del actual verano se explica por el tipo de establecimiento que predomina en esa zona y por las preferencias de los turistas en un verano en el que prima la seguridad, el mantenimiento de la distancia social y la posibilidad de conectar con la naturaleza.

A Montaña, con sus hoteles y casas de turismo rural, es una zona ideal para pasar unos días en familia o pequeños grupos, con la certeza de que no habrá concentraciones ni aglomeraciones que sí podrían darse puntualmente en otros sitios.


A MARIÑA

En el otro extremo de la tabla se encuentra A Mariña, que este verano ha sufrido un auténtico desplome de la ocupación, fruto del confinamiento parcial debido al rebrote de Burela. En julio llegó solo al 24,9%, mientras que en el mismo período del año pasado rondó el 85%.

La comarca se vio afectada por las medidas impuestas por Sanidade, que afectaron precisamente a los ayuntamientos costeros que son los más turísticos. Incluso cuando se empezaron a relajar las medidas muchos visitantes siguieron teniendo reticencias a acudir a la zona.

Por otra parte la ocupación en Lugo centro llegó al 42,7% en julio, mientras que la de Terrá Chá fue del 42%. La bajada con respecto al año pasado es sustancial, ya que entonces fue del 85% y 66%, respectivamente, según los datos que la Apehl hizo públicos ayer y que se verán completados en breve con los que ofrece la Xunta.

La ocupación hotelera cae un 30% en julio por el covid-19
Comentarios