Un octogenario, herido por las mallas en mal estado en un paseo fluvial de Lugo

Sufrió una hemorragia por los golpes en la cara tras caer en uno de los puente del Mera, donde el alambrado que debería proteger contra los resbalones en la madera está levantado y es un peligro, señalaron los testigos
Los alambres levantados con los que tropezó el hombre accidentado. EP
photo_camera Los alambres levantados con los que tropezó el hombre accidentado. EP

Un octogenario se convirtió este domingo en la última víctima del mal estado de algunos de los tramos de madera de los paseos fluviales del entorno de Lugo. El hombre cayó al tropezar con el defectuoso alambrado colocado en el suelo para teóricamente evitar los resbalones sobre los tablones y sufrió un fuerte golpe en la cara, lo que le hizo sangrar abundantemente, denunciaron testigos del accidente.

Fueron los testigos del accidente que paseaban por el lugar quienes socorrieron al hombre y le atendieron hasta cortar la hemorragia que sufría en la cara a consecuencia de la caída, que se produjo en uno de los puentes sobre el río Mera.

Tras el siniestro, esos usuarios denunciaron el mal estado en el que se encuentra ese tramo del paseo y otros de la ciudad y reclamaron que se reparen esas estructuras de alambre o se retiren, "porque ahora son auténticas trampas".

El problema, recuerdan, es que esas mallas, como de alambre de gallinero, se colocaron en su día para evitar los peligrosos resbalones en las estructuras de madera, pero han acabado siendo incluso más peligrosas. Los tropiezos se producen porque las mallas están completamente levantadas y llevan tiempo sucediéndose las caídas, advertía este domingo un usuario habitual de los paseos fluviales de la ciudad.