sábado. 05.12.2020 |
El tiempo
sábado. 05.12.2020
El tiempo

El ocio nocturno se traslada a los pisos privados y moviliza a la Policía Local

Una de las fiestas se celebró en una terraza de Germán Alonso. AEP
Una de las fiestas se celebró en una terraza de Germán Alonso. AEP
La Sala del 092 recibió multitud de quejas el pasado fin de semana y los agentes disolvieron varias fiestas de madrugada en viviendas de la Avenida da Coruña, Rúa da Cruz y Germán Alonso

El cierre del ocio nocturno por la situación sanitaria está trasladando este tipo de reuniones a viviendas particulares, una práctica que ocasiona multitud de quejas vecinales. De hecho, a lo largo del pasado fin de semana, la Policía Local recibió multitud de llamadas por ruidos y disolvió varias fiestas.

Según comunicó este lunes el portavoz policial, en la noche del viernes al sábado, poco antes de la una y media de la madrugada, varios residentes de un inmueble de la Avenida da Coruña llamaron a la Sala del 092 para protestar por el volumen de la música procedente de un piso, que les impedía conciliar el sueño. Tras recibir los avisos, una patrulla del Grupo Operativo Nocturno acudió al lugar, pero cuando llegaron los agentes ya no se escuchaba música, "aunque sí voces procedentes del inmueble indicado", explicaron.

Los policías contactaron con el propietario de la vivienda, quien les explicó que estaba acompañado por tres amigos y reconoció que tal vez en algún momento hubieran alzado la voz, pero se comprometió a tener cuidado y no volver a ocasionar molestias.

Tres horas más tarde, alrededor de las cuatro y media de la madrugada, la Sala del 092 recibió de nuevo varias llamadas por las molestias procedentes de un piso de la Rúa la Cruz. Tal y como señalaron los vecinos que llamaron a la Policía Local, llevaban un buen rato escuchando música, "parecida a la de un karaoke, con volumen elevado".

Los agentes se trasladaron hasta la vivienda de los denunciantes y comprobaron que, efectivamente, el volumen de la música que se percibía era muy alto. Al igual que en el caso anterior, los policías hablaron con los inquilinos del piso y las molestias cesaron "de inmediato".

La Policía Local también tuvo algunas intervenciones por esta problemática en la noche del sábado al domingo. Una de estas actuaciones se produjo sobre las tres y cuarto de la madrugada, después de que varias personas mostraran sus quejas a través de la Sala del 092 por las molestias creadas por el volumen de música y los ruidos procedentes de una vivienda de la calle Germán Alonso.

Una patrulla del Grupo Operativo Nocturno acudió de inmediato al inmueble y los agentes no escucharon ningún tipo de música desde la vía pública, pero si pudieron oír voces procedentes de una terraza cercana. Mientras la patrulla estaba en el lugar, una persona se asomó a la calle desde la citada terraza y los agentes subieron a la vivienda, "tras ser invitados a acceder al domicilio", señalaron.

Los policías comprobaron que se trataba de una reunión entre un grupo de amigos y les explicaron que estaban generando molestias a los vecinos por el ruido y el tono de voz que utilizaban. Los participantes en la fiesta accedieron a ponerle fin para no generar más quejas. Así, todas las intervenciones de la Policía Local durante el fin de semana por ruidos procedentes de viviendas particulares se saldaron sin incidentes.

El ocio nocturno se traslada a los pisos privados y moviliza a la...
Comentarios