domingo. 05.07.2020 |
El tiempo
domingo. 05.07.2020
El tiempo

El ocio nocturno de Lugo confía en que pueda reabrir a finales de junio

Ambiente en una discoteca de la capital lucense. ARCHIVO
Ambiente en una discoteca de la capital lucense. ARCHIVO
Hay discotecas que ultimaban los preparativos para retomar la actividad la próxima semana. Exágono ya ha decidido que no levantará la verja hasta las fiestas patronales de San Froilán

A José Expósito, propietario de las discotecas Morango y Zouk, que se encuentran en los polígonos industriales de O Ceao y de As Gándaras, respectivamente, le cogió a pie cambiado, como al resto de empresarios de ocio nocturno, la decisión del Gobierno de no autorizar como estaba previsto la reapertura de este tipo de salas y de los pubs en la fase 3, que arrancará el lunes de la próxima semana. 

"Ya teníamos todo programado. Incluso habíamos hecho una reforma porque contábamos con reabrir en la fase 3 y se ha quedado en nada", afirmaba este domingo José Expósito. 

Para adecuar ambas discotecas a lo que estaba anunciado previamente de que se iba a poder reabrir con el 30% de aforo, este empresario lucense amplió terrazas y reservados, cambió las barras de sitio y renovó los sistemas de aire, entre otras obras. 

A José Expósito lo que le genera más incertidumbre es que "no se sabe ni cuándo podremos abrir", dice. Aun así confía en que pueda retomar la actividad el último fin de semana de junio, tras cuatro meses cerrado, lo que, según explicó, "supone un pastón, entre lo que pierdes de facturar y los gastos que sigues teniendo". Citó, entre otros, la electricidad, que, aunque el consumo sea el mínimo, es un montante cuantioso debido a que tiene una elevada potencia contratada, o la recogida de basura y el alcantarillado, cuyo recibo asciende a casi 900 euros trimestrales por cada una de las discotecas que están en O Ceao y en As Gándaras. 

Los empresarios del sector se preguntan qué medidas pueden adoptar para que no haya aglomeraciones en las pistas de baile

Morango y Zouk volverán a la actividad este verano, si el Gobierno central lo permite. Pero no sucederá lo mismo con la decana de las discotecas de la capital lucense, Exágono, que ya no reabrirá sus puertas hasta la celebración de las fiestas patronales de San Froilán. 

Su temporada habitual es desde principios de octubre hasta finales de mayo, por lo que antes de que se decretase el estado de alarma ya no tenía programado abrir en verano, sin embargo al perder tres meses (marzo, abril y mayo) sus propietarios se replantearon la posibilidad de modificar el calendario, porque además, al contar con un amplio aforo de más de 2.000 personas, su reducción al 30% no les supondría un inconveniente. Pero finalmente optaron por prolongar la inactividad. 

"En la noche se incumplen muchas normas, como la del distanciamiento o la de no hablar con desconocidos", explicaba este domingo un responsable de la discoteca, Héctor Castro, que considera que es "muy complicado" reabrir "sin unas pautas más claras". Se pregunta, por ejemplo, cómo se puede hacer para que las personas no se aglomeren en la pista de baile. 

Advertía además de que retomar la actividad en las salas de fiestas y en los pubs supone "un elevado riesgo al menos para la seguridad tanto de los clientes como del personal".

Hosteleros del sector se reúnen este miércoles 
Media docena de empresarios que regentan locales de ocio nocturno en el recinto histórico de la capital lucense se reunirán el próximo miércoles para diseñar un protocolo de actuaciones para adoptar cuando puedan reabrir. Eso no será posible al menos hasta el último fin de semana de este mes. 

Juan Rogero, gerente de los pubs Ambigú y Gandul, explicaba este domingo que entre las medidas que podrían adoptar figura la instalación de mamparas en las zonas de las máquinas de hielo y de cítricos; cómo controlar el aforo; cómo se desinfectarán los aseos o en qué zonas se deben colocar los botes con geles hidroalcohólicos. 

Prudencia 
Este empresario de ocio nocturno apuesta por "ser prudentes" y no reabrir sus establecimientos "hasta que no se pueda hacer con todas las garantías". "Hay que ir partido a partido, como dice el Cholo Simeone. Aún queda casi un mes y en 15 días la crisis sanitaria puede mejorar, seguir igual o empeorar", precisaba Juan Rogero. 

Un 30% de aforo 
Cuando a finales de abril se diseñó el plan de desescalada, se preveía que en la fase 3, a partir del próximo día 8, los pubs y las discotecas podrían retomar la actividad, con un aforo del 30% de su capacidad. Pero esa posibilidad se ha visto ahora truncada.

El ocio nocturno de Lugo confía en que pueda reabrir a finales de...
Comentarios