miércoles. 13.11.2019 |
El tiempo
miércoles. 13.11.2019
El tiempo

El nuevo decano defiende la ligazón de Humanidades con la ciudad

Gonzalo Fernández, jurando el cargo. VICTORIA RODRÍGUEZ
Gonzalo Fernández, jurando el cargo. VICTORIA RODRÍGUEZ
Pidió apoyo para que la facultad imparta el posgrado de Lengua Española

El nuevo decano de Humanidades, Gonzalo Fernández, defendió este miércole la ligazon de esos estudios con la ciudad de Lugo, durante el acto de toma de posesión del cargo. "A Facultade de Humanidades é en certa medida depositaria e dá continuidade á tradición dos estudos e da formación de corte humanística que comezaron a impartirse na cidade de Lugo a cabalo dos séculos XV e XVI e cuxo nacemento ten unhas raíces parellas ao da propia USC", recordó en su discurso.

Profesor del área de Ciencias y Técnicas Historiográficas del Departamento de Historia de la USC e integrante del grupo de investigación Atalaia, Fernández hizo, en su concurrida sesión, una defensa encendida de un centro afectado por la baja matrícula, del que destacó sus "magníficas instalacións, profesorado cualificado e no que se imparte unha formación de calidade acreditada e recoñecida dentro e fóra da USC".

Reclamó apoyo y colaboración al gobierno de la Universidad para la implantación del nuevo grado de Difusión Cultural, un título que comenzará a impartirse el próximo curso y que, como recordó, se refiere a un ámbito todavía no explorado en el sistema universitario gallego. Anunció su intención de ampliar el número de prácticas profesionales a las que podrán acceder sus alumnos a través de nuevos convenios y de fortalecer el posicionamiento del centro universitario lucense en las nuevas redes nacionales e iberoamericanas surgidas en el ámbito de la gestión cultural.

También pidió apoyo institucional para que la facultad lucense acoja el posgrado de Lengua Española para Extranjeros o, por lo menos, su modalidad semipresencial. Explicó que ya había presentado la candidatura y que su concesión supondría cierta compensación a la pérdida que supuso dejar de impartir el grado de Lengua y Literatura Española.

El nuevo decano defiende la ligazón de Humanidades con la ciudad