Así son las habitaciones de la residencia de la Fundación Amancio Ortega en Lugo, que abrirá en mayo

Las 120 plazas públicas se adjudicarán paulatinamente por orden del lista de espera. La Xunta recibió la obra en un acto que contó con la presencia de Rueda y Pérez Marcote

La nueva residencia de mayores que la Fundación Amancio Ortega ha construido en Lugo cuenta con 36 habitaciones individuales y 42 dobles. El centro de 120 plazas abrirá en mayo, después de que la Xunta ya haya recibido este viernes el edificio, en un acto que contó con la presencia del presidente de la Xunta, Alfonso Rueda; la presidenta de la Fundación Amancio Ortega, Flora Pérez Marcote y la conselleira de Política Social, Fabiola García, entre otros.

Los residentes se irán incorporando al nuevo centro del barrio de A Residencia por orden de lista de espera, ya que todas las plazas son públicas y se adjudicarán igual que las que gestiona Política Social. Se espera que su llegada sea escalonada para facilitar la puesta en marcha de las instalaciones.

El edificio contará con servicios como médico, enfermería psicólogo, fisioterapia, podología o peluquería. Dispone de un área específica de hospitalización, con una habitación individual para aislamientos y otra triple, que funcionará como unidad de cuidados intermedios, destinada a pacientes que precisan observación más intensa.

La arquitecta responsable de los geriátricos que la fundación del fundador de Inditex está levantando en las siete grandes ciudades gallegas, Elisa Urquijo, explicó que el objetivo del proyecto era que tuviera un carácter de "hogar" por lo que la luz fluida, la eficiencia energética y los espacios sosegados y abiertos eran imprescindibles.

El inmueble cuenta con patios interiores precisamente para facilitar la entrada de luz y aireación, un mobiliario en todos claros y limpios y elementos decorativos minimalistas. En la salida a las dos calles tiene paseos porticados para que los residentes puedan caminar a resguardo del mal tiempo.

Comentarios