Martes. 21.08.2018 |
El tiempo
Martes. 21.08.2018
El tiempo

Una nueva gasolinera elevará a diez las estaciones en el entorno de O Ceao

La gasolinera Shell estará entre las avenidas Benigno Rivera e Infanta Elena (en el solar que se ve en primer plano), muy cerca de Repsol. XESÚS PONTE
La gasolinera Shell estará entre las avenidas Benigno Rivera e Infanta Elena (en el solar que se ve en primer plano), muy cerca de Repsol. XESÚS PONTE

Los surtidores de la canaria Disa, que opera con Shell, estarán en la confluencia en Benigno Rivera con Infanta Elena ► El polígono acoge la mayor oferta de combustible, con varios operadores independientes de los grandes grupos

El Concello de Lugo otorgó el miércoles licencia al grupo canario Disa para la apertura de una estación de servicio en O Ceao, en la confluencia de las avenidas Benigno Rivera e Infanta Elena. Con esta incorporación, el polígono de O Ceao y su entorno dispondrán de diez estaciones de servicio, aunque una es de venta restringida a socios y cooperativistas de la empresa de transportes Logística del Noroeste.

La nueva estación tendrá dos surtidores con marquesina para la venta de carburantes y de una zona con dos boxes de lavado y un puesto de aspiración de vehículos. La firma Disa invertirá 580.745 euros en una obra que deberá estar lista en un plazo de 24 meses, según informó la administración local.

Disa es la primera compañía canaria de distribución de productos energéticos, como la gasolina y los gases butano y propano, y el primer operador independiente de estaciones de servicio a nivel nacional, con más de 588 puntos de venta (199 en el archipiélago), según la información corporativa que ofrece. En la península está presente desde 2004 a través de la red de estaciones de servicio que posee con la marca Shell.

A pesar del oligopolio que existe de facto en Galicia en el sector de los carburantes, en el que dominan los operadores Repsol, Cepsa y BP, en Lugo el mercado se está ampliando y está algo más equilibrado que en otras poblaciones. En primavera abrió otro surtidor, que también incluye puesto de lavado de coches, en O Ceao. Pertenece a una empresa independiente que opera bajo la denominación Masmaroil. Está en la Rúa Industria. Se trata de un área de repostaje atendida, aunque está preparada para funcionar también en modo autoservicio, una opción por la que apuestan cada vez más firmas, a pesar de que las asociaciones de personas con movilidad reducida advierten de que esta fórmula no garantiza la accesibilidad a todos los conductores y al evidente perjuicio para el empleo.

La Xunta y la CNMC se comprometieron a allanar el camino a gasolineras independientes para abaratar los precios

En O Ceao y el entorno funcionan diez estaciones de servicio, ya que a las señaladas hay que añadir surtidores de Cepsa (Garabolos), Repsol (Avenida Benigno Rivera), Gasóleos Ceao (Avenida Benigno Rivera en las inmediaciones del acceso a la A-6), Confort Auto (terminal de mercancías), Galp (Avenida dos Deportes), Carrefour (en el hipermercado próximo al río Miño) y Eroski (en el hipermercado As Termas).

Como suele ser habitual, las gasolineras que ofrecen actualmente mejores precios —según el geoportal de gasolineras del Ministerio de Energía— son la de venta restringida de la Rúa Cesteiras (1,123 euros el litro el gasóleo A habitual) y la de Masmaroil y Eroski, en ambas a 1,147 euros el litro. Las más caras (a 1,299 euros el litro) son las de Repsol de la Rúa San Roque y de O Ceao, la de Campsa en O Ceao y la de Galp, en la N-VI a la altura del estadio Ángel Carro.

COMPETENCIA. Las gasolineras en régimen cooperativo, las asociadas a grandes superficies y las autoservicio suelen ser las que ofrecen mejores precios, ya que sobre los grandes operadores se cierne la sombra de los pactos de precios, lo que en más de una ocasión ha dado lugar a investigaciones de los órganos estatal y gallego de vigilancia de los mercados y la competencia, aunque sin resultados positivos para los consumidores.

Desde el año 2013 existe una ley que pone coto a la expansión de las grandes petroleras, vetando aperturas a las que ya sumen más de un 30% de las ventas en una provincia. De forma paralela, la Xunta y la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) firmaron el mes pasado un protocolo de colaboración para facilitar la instalación de estaciones independientes.

Con el que pretenden allanar el terreno a estaciones de cooperativas, automáticas y de hipermercados, con el fin de que aumente el número de surtidores y eso se traduzca en un abaratamiento de los precios de los carburantes.

De hecho, a finales de junio la Asociación Nacional de Estaciones de Servicio Automáticas amenazó con acudir a la UE para denunciar las "trabas" que percibe para expandirse en la comunidad.

Ya en 2015, la Xunta sustituyó las cuatro autorizaciones que se requerían para instalar un área de servicio por un único procedimiento, a resolver en un plazo de seis mes, pero ahora se compromete a volver a revisar los trámites que son de su competencia para "detectar y eliminar" obstáculos, así como intentar evitar que los concellos "no restrinjan de forma injustificada".

Una nueva gasolinera elevará a diez las estaciones en el entorno de...
Comentarios