martes. 19.10.2021 |
El tiempo
martes. 19.10.2021
El tiempo

Ni el Hula ni la catedral son accesibles

Auxili volverá a subir a sillias de ruedas a los candidatos a la alcaldía para que comprueben las dificultades diarias de los discapacitados

Ni el hospital es accesible, ni lo es la catedral, ni otros templos de Lugo como el de A Nova. Auxilia empezará el día 31 de este mes su campaña 8 meses, 8 problemas para dejar en evidencia todo el camino que queda para que Lugo se pueda considerar una ciudad plenamente accesible.

Como ya hizo en otras ocasiones, la asociación subirá a todos los candidatos a la alcaldía a sillas de ruedas para que vivan en primera persona las dificultades cotidianas no solo de personas con discapacidad sino también las que tienen problemas de movilidad. Lo hará cada mes hasta que lleguen las elecciones municipales. La primera cita será en la Avenida da Coruña, una vía en la que se hicieron en su momento rebajes del bordillo en pasos de peatones que fueron considerados históricos. Hoy en día, sin embargo, choca que haya varios centímetros entre el fin del rebaje y la calzada.

Auxilia quiere que Carrasco Rouco compruebe la imposibilidad de acceso a la catedral debido al "pedregal" de Pío XII

A ese salto -que Aquilino González, delegado de barreras de Auxilia, atribuye a una fórmula para que las personas ciegas pudieran detectar el cambio de un nivel a otro, antes de que las nuevas superficies del pavimento se lo pudieran indicar- se tendrán que enfrentar los políticos. En noviembre tendrán que hacerlo a la catedral, con un acceso que González define como "un pedregal".

Ni una persona en silla de ruedas puede acceder al templo, ni, en caso de hacerlo, podría visitar el museo catedralicio. El delegado de Auxilia recordó la gran inversión que se hizo en ese centro, vetado para todo el que tenga problemas de movilidad. El delegado de Auxilia Manuel Piñeiro insistió en que también es imposible de visitar "para moitos cregos pola súa idade". A los políticos, los integrantes de la asociación les pedirán que intermedien ante la Iglesia para que se sé solución a ese problema, pero también invitarán al obispo a que pruebe a manejarse en una silla de ruedas e intente entrar en la catedral con ella.

La asociación denuncia que las barras en los baños de las habitaciones dobles están demasiado altas

También acudirán al entorno del Hula porque, aunque parezca inesperado, Auxilia asegura que tampoco el hospital es accesible.

Las barras en los baños de las habitaciones dobles están colocadas a una altura inalcanzable para una persona en silla de ruedas, escasean sillas para el baño y hay problemas estructurales, como el hecho de que las sillas no caben por la puerta de pacientes en la sala de radiografías. Una persona discapacitada tendrá que acceder por la zona de personal porque el marco de la puerta habitual no es suficientemente ancho.

Otra de las reclamaciones de Auxilia es que se habilite una pasarela cubierta de la entrada principal del Hula a la parada de taxis, como sí existe en la entrada de Urgencias.

Un templo sin rampa
Un templo concurrido en el que todavía no pueden entrar las personas con discapacidad es el de A Nova. Se trata de un problema que lleva años sin solución. La propuesta inicial suponía la colocación de una rampa en la puerta que da a San Pedro.

Sin embargo obtuvo un informe municipal negativo porque impedía la correcta circulación de los vehículos de emergencia, como el camión de bomberos. Una segunda propuesta está pendiente del informe del comité de infraestructuras.

Accesible a medias. La Domus do Mitreo es accesible solo para sillas manuales. Las eléctricas no caben en la primera plataforma de acceso.

Ni el Hula ni la catedral son accesibles
Comentarios